"Es una pena que la venta de trufa se haya visto afectada porque la calidad es excepcional"

David Royo, presidente de los truferos, señalaba que los consumidores hubieran podido disfrutar, este año, de una trufa muy aromática

Graus. Mercado trufa
La calidad de la trufa es excepcional, aunque la sequía de verano ha afectado a la cantidad y el calibre

El presidente de la Asociación de Recolectores y Cultivadores de Trufa de Aragón, David Royo, lamenta, a un mes de dar por finalizada la temporada, que la venta de tuber melanosporum se haya visto resentida como consecuencia de la actual situación porque, este año, la calidad de la trufa ha sido excepcional, especialmente, el aroma.

David Royo, presidente de la Asociación

Royo distingue entre la venta de trufa al detalle y la venta de grandes lotes para el mercado profesional donde se ha notado el cierre de la hostelería. Los precios han sido muy bajos y la trufa se ha destinado al mercado de la industria y productos elaborados.

En la venta al detalle los precios han sido elevados pero la venta baja en un año en que la calidad ha sido excepcional aunque, añadía Royo, la cantidad ha sido media-baja. El calor y la sequía del verano ha hecho que no hubiera trufa de monte y que en las plantaciones de secano apenas se han recolectado trufas.

Otra consecuencia de la escasez de lluvias estivales ha sido el calibre. Las trufas han sido aromáticas pero pequeñas lejos de esos ejemplares de 400-500 gramos que, en ocasiones, muestran orgullosos los truferos.

David Royo, presidente de la Asociación

El presidente de los truferos concluía señalando que, en los cinco o seis años que lleva dedicándose a la truficultura éste ha sido, sin duda, el mejor en cuanto a calidad gastronómica.