salud pública

Este jueves se reanudan las visitas a los residentes de Riosol, en Monzón

Con cita previa y cumpliendo los protocolos de seguridad, podrán pasar un rato con sus familiares y amigos

Carpas instaladas en el jardín de Riosol para las visitas
Carpas instaladas en el jardín de Riosol para las visitas

Tras más de dos meses sin recibir visitas, a partir de este jueves los residentes de Riosol podrán reencontrarse con sus familiares y amigos. Con cita previa y durante media hora, los encuentros tendrán lugar en unas carpas ubicadas para tal fin en el jardín de la residencia municipal, preservando al máximo la seguridad de los mayores.

Una vez que la provincia ha pasado a la segunda fase y al tratarse de un centro residencial en el que no se ha registrado ningún positivo en covid-19 ni entre los residentes ni entre los trabajadores, la residencia Riosol se prepara para su reapertura al exterior. Cumpliendo todas las medidas de seguridad establecidas por el Gobierno de Aragón para preservar la salud de los residentes, las visitas serán en el jardín, donde la brigada municipal de servicios ha instalado cuatro carpas, divididas en dos zonas cada una, en las que cada residente podrá recibir a un solo familiar. El camino hacia las carpas se ha marcado con flechas, de forma que se evite al máximo el contacto interpersonal. Los visitantes deberán llevar puesta la mascarilla, respetar las distancias de seguridad y pasar por una carpa de desinfección.

Los familiares pueden solicitar sus citas a partir de este miércoles a través del teléfono 672 318 369 en horario de 9 a 14 horas y con un máximo de tres días de antelación. El horario de visitas será de miércoles a domingo de 10.30 a 12.30 horas y de 16.30 a 19.30 horas.

Los visitantes solo podrán entrar en el edificio de la residencia cuando sus familiares sean personas sin movilidad que no puedan salir al jardín, para lo que se les proveerá de los correspondientes equipos de protección individual. Tanto los residentes como sus familiares podrán salir a la calle durante un máximo de una hora siempre en la franja establecida para los mayores de 70 años, es decir, de 10 a 12 horas y de 19 a 20 horas.

Una vez que hayan finalizado las rondas de visitas de forma que cada residente haya tenido la oportunidad de reunirse con sus familiares al menos una vez, éstas pasarán a ser de un máximo de una hora, tal y como establece la normativa del Gobierno de Aragón para esta desescalada.

El presidente del Patronato de la residencia Riosol, Salvador Sarrado, solicita a los familiares el cumplimento de las normas “para seguir protegiendo la salud de nuestros residentes como hasta ahora” y les agradece “su comprensión ante esta situación compleja. Los residentes han pasado unos meses muy duros, sin poder ver a sus seres queridos y con la única compañía de las trabajadoras, que han realizado una labor encomiable. Esta opinión la compartimos todos los miembros del Patronato, como se puso de manifiesto en la última reunión que mantuvimos”.

Comentarios