ALTO GÁLLEGO

Este verano las piscinas municipales de Sabiñánigo contaron con más de 26.500 usuarios

Con relación a 2019 ha bajado en un 55% la asistencia de nadadores a las dos instalaciones. Desde el día 22 está abierta la piscina climatizada

Piscina climatizada de Sabiñánigo
Interior de la piscina climatizada de Sabiñánigo


Este año en la actual situación de pandemia las piscinas municipales de verano en Sabiñánigo, no han llegado en ningún día al número de usuarios permitido, para mantener las distancias y uso de instalaciones por seguridad sanitaria. Con referencia a las cifras de usuarios del año pasado, el descenso ha sido de un 55%.

Desde mediados de julio hasta el 14 de septiembre han pasado por la piscina del parque municipal, 14.100 usuarios El límite diario de ocupación que tenía la instalación estaba en 317, siendo el de mayor aforo el que registró 220 personas. En la de Puente Sardas el número ha estado en 12.467, que con una capacidad máxima permitida de 337,el día de mayor asistencia se contabilizaron 235.

El martes día 22 se abrieron las instalaciones de la piscina climatizada, que adaptándose a la normativa sanitaria para combatir la covid-19, el aforo máximo es de un total de 22 usuarios, teniendo en cuenta la división del vaso de la piscina en calles, con 3 personas por calle, lo que hace un total de 18 usuarios. En el caso del club de natación y actividades organizadas se ha determinado 8 nadadores en un espacio de 2 calles.

La piscina del parque municipal ha tenido 14.100 usuarios, registrando la mayor ocupación con 220 personas.

En la de Puente Sardas el número ha estado en 12.467, con el día de mayor asistencia de 235 usuarios. 

Desde el área de deportes se ha establecido una serie de normas de seguridad, siguiendo las directrices marcadas por la autoridad sanitaria. Para el control de la distribución de las calles, se establece un sistema de cita previa llamando al teléfono, 974-484266. Las franjas de cesión serán de una hora de duración, calculando un uso medio de 45 minutos de agua, más el tiempo necesario para proceder al cambio de ropa, que debe ser el mínimo imprescindible y sin poder hacer uso de duchas.

La distribución real en las calles de natación será realizada por el socorrista y con la obligación de ducharse para acceder al vaso, antes de comenzar la actividad. Igualmente se indica que los vestuarios de la planta baja solo se podrán utilizar para los colectivos indicados con un aforo de 8 plazas. Los de la zona superior se permitirá el acceso para los usos de carácter individual, con una capacidad máxima de 6 plazas. A esto se une la desinfección general entre los turnos de apertura.