MICOLOGÍA

Gran temporada de setas de primavera en la provincia de Huesca

Colmenillas, senderuelas, setas de cardo, colmenillas y perrechicos en plena explosión

Setas
Colmenillas recogidas en el valle de Benasque. Foto Merche Medina

Esta primavera lleva camino de convertirse en una de las mejores de los últimos años para el sector micológico. Las elevadas precipitaciones y nevadas del mes de marzo y las abundantes lluvias han dejado abonado el terreno para una temporada espectacular. A diferencia del otoño que fue nefasto para los aficionados, estos días las cestas se están llenando de este manjar gastronómico que ha pasado a ser un alimento muy codiciado en las cocinas. Se están produciendo todos los elementos necesarios que su desarrollo: lluvia y temperaturas benévolas. 

Desde casa Ubieto explican Radio Huesca que el código alimentario prohíbe su venta en tiendas .No obstante, desde esta redacción se ha conocido que en el mercado particular se valora entre 75 y 150 euros el kilo según temporadas. Desecadas en tiendas especializadas se vende a 25 euros los 50 gramos.

Es una seta delicada y exclusiva. No resulta fácil localizarla, pero lo cierto es que cada vez cuenta con más seguidores. Tiene un sombrero piramidal compuesto por celdillas muy características. Es un hongo excelente, pero debe consumirse bien cocinada, explican los expertos por contener sustancias hemolíticas que desaparecen con la cocción.

Colmenillas

La “Colmenilla” , según casa Ubieto de Ayerbe es un hongo tempranero y exclusivamente primaveral (aunque, en ocasiones, ya la vemos en el invernal marzo y, en los años de lluvias y atemperados, nos acompaña casi hasta bien entrado junio, a inicios del verano). Aparece con mayor profusión en países cuyo clima sigue un ritmo estacional marcado, como es el caso del nuestro, o como Francia, Italia, o determinados estados de USA (allí es tal su fama gastronómica que, en concreto en Minnesota, se celebra anualmente un “Festival de Colmenillas”).

Setas
Estos días se han encontrado en muchos puntos del Pirineo. Foto Merche Medina
Comentarios