ferias

Graus celebra una feria de San Miguel marcada por la pandemia

Este año se reducía el número de puestos participantes, se perimetraba el recinto y se establecían puntos de acceso y salida

Graus. Feria de San Miguel 20
Feria de San Miguel en Graus

Este martes, como cada 29 de septiembre, Graus ha vivido una jornada de feria dedicada a San Miguel aunque, en esa ocasión, adaptada a la nueva situación provocada por la covid-19. No se ha celebrado la feria caballar por lo que, la feria de San Miguel se ha limitado al mercado generalista que ha estado muy animado, especialmente, en las horas centrales de la jornada.

La crisis sanitaria ha obligado a adaptar varios aspectos de la feria. En cuanto a los participantes, se ha reducido a 35 paradas, distribuidas entre las calles Barranco y Salamero para mantener la distancia entre los puestos, en su mayoría, de ropa, agroalimentarios, plantas o calzado. Además se colocaban vallas y un recorrido de una sola dirección con acceso en la glorieta de Costa y salida en el portal de Linés.

La de San Miguel es la feria más antigua que se celebra en Graus, ya que data de 1201 como privilegio del rey de Aragón Pedro II. Durante siglos fue una feria agrícola y ganadera que con la llegada de la maquinaria sufrió un retroceso, aunque no perdió su carácter comercial. La feria de San Miguel de Graus también ha sido conocida como la feria de "cambio de amos" en la Ribagorza. Este sobrenombre se debe a que en ella acudían los terratenientes y ganaderos de la zona y se aprovechaba tanto para el mercadeo de ganado como para buscar trabajos y cambiar de "amos".

La tradicional Feria de San Miguel de Graus se recuperó con una feria caballar en su 800 aniversario, tal y como era hasta bien entrado los años 60 del siglo XX.