SABIÑÁNIGO

Ha fallecido Ramona Periel

Propietaria del Molino Periel, edificio que cedieron al Ayuntamiento de Sabiñánigo ella y su marido para sede de las áreas de cultura de deportes

Emotivo homenaje en Sabiñánigo
Ramona Periel en la entrega de la Medalla de Oro de la ciudad. Acompaña  por Jesús Lasierra , Carlos Iglesias y Pilara Piedrafita

Este domingo fallecía en el Hospital de Jaca Ramona Periel, viuda de Antonio Biescas, a la edad de 91 años. Propietaria del Molino Periel, edificio que cedieron al Ayuntamiento de Sabiñánigo , como patrimonio industrial de la localidad y que en la actualidad alberga en sus dependencias las áreas municipales de cultura y deportes. Los funerales se celebran, este martes día 7, a las 12:00 horas en la Iglesia Parroquial de Cristo Rey de Sabiñánigo, ciudad donde residía.

En junio de 2017, Ramona Periel recibía la Medalla de Oro de Sabiñánigo, por su contribución a la vida cultural y patrimonial de la ciduad serrablesa, siendo la primera en recibir esta distinción.
Generosidad, humildad, recuperación y conservación del patrimonio industrial serrablés o trabajar por la ciudad”, fueron las palabras más repetidas en las intervenciones que se realizaron en el pleno extraordinario que el Ayuntamiento de Sabiñánigo llevo a cabo en el propio Molino.

Ella y su marido donaron las instalaciones de este antiguo molino que fue tienda de ultramarinos en los años 20 del pasado siglo y lugar de la harinera de la localidad, en la durante uno de los mandatos en lo que estaba de alcalde Carlos Iglesias.

La homenajeada muy emocionada agradeció esta distinción y después del acto en declaraciones a Radio Sabiñánigo, comentó que desde un primer momento con su marido consideraron conservar este patrimonio a pesar de recibir ofertas de comprar para nuevas edificaciones. “ lo primero estaba en mantenerlo en pie y en buenas condiciones”.

Junto a diferentes autoridades, vecinos y familiares la acompañaron el ex alcalde de Sabiñánigo, Carlos Iglesias, el entonces alcalde Jesus Lasierra y la actual presidenta de Amigos de Serrablo Pilara Piedrafita. El fundador de esta asociación, Julio Gavín, fue el que presento a Iglesias a los propietarios del Molino para dar los primeros pasos de cara a la conservación de este edificio.

En la actualidad conserva toda la maquinaria de molturación y procesos, que representa un magnífico ejemplo de las primeras harineras industriales. Su andadura cubre medio siglo de historia, desde 1923, cuando tuvo lugar la apertura de un comercio de ultramarinos y una panadería, que cerraría sus puertas en el año 1977.

Comentarios