BENASQUE

‘Hay quien tras la charla ve que no está preparado y aplaza su ascensión al Aneto’

Las charlas Aneto Seguro inciden en tres acciones planificar, equipar y actuar con prudencia

Aneto Agosto 18
Los guías ofrecen en las charlas información y consejos básicos para realizar la ascensión al Aneto con seguridad

Este sábado, concluyen las charlas Aneto Seguro que, desde el mes de julio han impartido, en el palacio de los Condes de Ribagorza, los profesionales de la Asociación de Guías del Valle de Benasque. Cuatro charlas semanales, impulsadas desde la ATEVB y la FAM, con apoyo de Cedesor y fondos Feader en las que se han ofrecido, a quienes han asistido, consejos básicos para realizar la ascensión al Aneto con seguridad.

La campaña, que se ha desarrollado por segundo verano consecutivo, ha contado con una buena respuesta, de hecho, a falta de datos oficiales, todo apunta a que ha aumentado la asistencia. Resta ahora por saber, si quienes asistan a las charlas toman buena nota de toda esa información. Chemary Carrera, guía de montaña, indicaba que, se ha dado el caso de quienes han ascendido al Aneto tras haber asistido a estas conferencias pero también de quienes lo tenían previsto y han decidido aplazarlo para llevar a cabo la preparación y planificación que proponen los guías.

Chemary Carrera, guía de montaña

Al margen de la información que se ofrece, los guías tratan de resolver también las dudas que les plantea el público que se centran, principalmente, en el paso de Mahoma, las vías clásicas y el tramo de glaciar, o cómo afrontar la ascensión por un ‘itinerario de montaña’, que no está definido, sólo marcado por hitos y que hay que recorrer de noche para ascender con horarios de seguridad.

Otro aspecto en el que hacen hincapié los guías es en la equipación y el material: botas, ropa de abrigo, crampones y piolet, y no sólo llevarlos sino también saber usarlos, y protección solar.

Aneto.Portillon Superior
Algunos amaneceres en el Portillón Superior son otras imágenes inolvidables que deja la ascensión al Aneto

Los tres perfiles de quienes intentan hacer cumbre están muy definidos. El más habitual es el del corredor de montaña que, decía Carrera, afronta la ascensión con una seguridad mínima (zapatillas, sin piolet y con crampones ligeros y apenas ropa y comida). Físicamente, añadía, es gente que esta muy fuerte pero su preparación y equipacion están muy lejos de ser las óptimas.

Por otro lado, quienes, habitualmente, hacen montaña que van bien equipados y cumpliendo horarios, siendo, además, conscientes del medio en el que se encuentran y, por último, el montañero ‘dominguero’ menos preparado y equipado (con pantalón corto, bota o zapatilla blanda y sin material) y sin conocer apenas el medio en el que están.

Comentarios