ESQUÍ

Ibercaja cuenta con más de dieciséis mil usuarios de la tarjeta Ski Pirineos

Esta tarjeta permite esquiar indistintamente en las siete estaciones de Aragón

Tarjeta
Tarjeta

Carmen Pérez, jefa de imagen y ciclo comercial de la entidad ha explicado a Ondas Blancas de las emisoras de Radio Huesca y Huesca TV, que esta tarjeta, de modalidad "postpago", permite a sus titulares esquiar indistintamente en las estaciones de Aramón y en Astún-Candanchú, que ofrecen un total de 390 kilómetros de pistas. Los titulares de la tarjeta Ibercaja Ski Pirineos, sean o no clientes de Ibercaja, obtienen descuentos generales de un 15% sobre el precio de día aplicable en taquilla durante toda la temporada de esquí y del 35% sobre el precio de taquilla del forfait en los días de promoción que establezca cada estación.

Para los clientes de Ibercaja es gratuita y tiene una cuota anual de 20 euros para aquellos titulares que no sean clientes del Banco y domicilien sus pagos en cuentas otras entidades financieras. La asistencia sanitaria, valorada en 49 euros, está incluida para todos los días que se esquíe de la temporada. Hay que tener en cuenta que el coste de un rescate en pistas balizadas para un usuario sin asistencia contratada es de aproximadamente 150 euros.

Además de los descuentos generales y la gratuidad de la cuota anual para los clientes de Ibercaja, la tarjeta incorpora, en exclusiva para éstos, un descuento adicional del 35% el 5º día de utilización, así como el 100% de descuento los días 10º, 15º, 20º y 25º. A partir del día 25º de esquí, los clientes de Ibercaja esquiarán de forma gratuita. A lo anterior se suma el descuento del 5% en las compras y consumos realizados en los establecimientos de las estaciones

Experiencia de realidad virtual en el espacio Xplora de Ibercaja

Ibercaja ha dispuesto en su espacio Xplora, en Zaragoza, una experiencia de realidad virtual (HTC Vive Pro) en la que el usuario se teletransporta hasta una zona inhóspita en lo alto de una montaña. A sus pies, una frágil e inestable pasarela de madera que, fabricada a escala en el mundo real, multiplica la sensación de vértigo y realismo.

El objetivo de la acción es cruzar el puente sin caerse al vacío para alcanzar la recompensa final: una tarjeta Ibercaja Ski Pirineos que te conduce hasta un lugar idílico en el Pirineo Aragonés. Una vez conseguida la tarjeta se realiza un divertido descenso por una pista de esquí. En un mundo hiperconectado e hiperinformado, los estímulos sensoriales y apelar a las emociones son la mejor estrategia para captar la atención de los usuarios. Bajo este concepto de publicidad emocional, el proyecto Ski Pirineos VR ha tenido el objetivo de posicionar Ibercaja como el ‘Banco de la Nieve’ mediante una experiencia emotiva y multisensorial (vista, oído y tacto).


Comentarios