SABIÑÁNIGO

Investigan a una mujer por supuesto maltrato animal

Agentes del SEPRONA de la Guardia Civil consiguieron localizar el cadáver que presentaba un disparo, pero sin más vestigios de ensañamiento o tortura

Seprona perro muerto en Sabiñánigo
Agentes de la Guardia Civil en la zona donde apareció el cadáver del perro


En una nota informativa la Sección del Seprona, Servicio de Protección de la Naturaleza, de la Guardia Civil de Huesca señalan que el pasado día 30 de agosto investigó a una mujer como supuesta autora de un delito de maltrato animal, tras la aparición de un perro con un disparo.
Los agentes iniciaron la investigación de los hechos a raíz de la existencia de numerosos comentarios amenazantes en internet, de los que se desprendía que podía existir un delito de maltrato animal, al haberle causado la muerte a un perro de raza potencialmente peligrosa.

Radio Sabiñánigo dio cuenta “ del malestar que se había creado en la ciudad serrablesa  por este suceso,  que se reflejaron en diversos foros de las redes  y que en algunos casos contaban con afirmaciones ofensivas a los supuestos autores del hecho y denunciaban lo sucedido pidiendo justicia.”

El Seprona realizó “numerosas gestiones, tendentes a confirmar la veracidad de los comentarios vertidos en redes sociales, como que al perro tras darle muerte lo habían quemado y de las que se hicieron eco los medios de comunicación, así como para la localización del cadáver del animal”.

Dicha investigación dio sus frutos y se localizó al animal en estado de descomposición, siendo precintado y entregado en un centro de recuperación de fauna silvestre de Zaragoza para la realización de la necropsia.

En un primer momento los agentes no observaron indicios de tortura ni ensañamiento, estableciendo como principal hipótesis de la muerte del animal un disparo, no existiendo tampoco indicios de que el animal hubiese sido quemado.

Por estos hechos se procedió a la investigación de una mujer, la cual reconoció haber dado muerte al perro ya que al parecer éste presentaba comportamientos agresivos y tenía miedo por la integridad de personas o de otros animales, como supuesta autora de un delito de maltrato animal con resultado de muerte, siendo las diligencias instruidas remitidas al Juzgado de Instrucción de Jaca. Se está a la espera de los resultados de la necropsia por si de las mismas existiese algún otro indicio que determinara la implicación de más personas en el hecho.

Comentarios