todos los santos

Jornada de mucha calma en los cementerios de Monzón

Las tradicionales visitas se han repartido durante varios días, lo que ha propiciado la ausencia de aglomeraciones el 1 de noviembre

Cementerio municipal Monzón
Cementerio municipal Monzón

La jornada de Todos los Santos en Monzón se desarrollaba con un leve pero constante goteo de personas durante toda la mañana. Hasta mediodía, unas 250 personas habían pasado por cada uno de los dos cementerios, donde personal de seguridad controlaban el aforo en las puertas de entrada.

Este año, las visitas a los camposantos se vienen realizando desde el pasado fin de semana, cuando ya se organizaron los primeros servicios de autobuses gratuitos por parte del Ayuntamiento de Monzón, que se han prolongado durante este fin de semana. Por ejemplo, a lo largo del sábado, víspera de Todos los Santos, 650 personas pasaron por el Cementerio Parroquial.

Y es que la ampliación a varias jornadas de este servicio, que habitualmente se limitaba al día de Todos los Santos, obedece a la disminución de aforos. Atendiendo a lo establecido por la normativa del nivel 3 de alerta decretado por el Gobierno de Aragón, la Concejalía de Servicios limitaba el aforo de los cementerios al 50 % de su capacidad, lo que fija el máximo de personas en el cementerio municipal en 1.200 y en el parroquial en 740.

Este año se controlaban los aforos por medio de vigilancia para evitar aglomeraciones y solo estaba permitido el acceso por una de sus entradas. En el caso del cementerio municipal, por la más próxima al crematorio y la que da a la avenida Lérida en el parroquial.

Comentarios