iglesia

Juan José Omella y Jesús Sanz, entre los candidatos a presidir la Conferencia Episcopal

El nuevo presidente se elegirá este martes, 3 de marzo

Juan José Omella y Jesús Sanz
Juan José Omella y Jesús Sanz


Los arzobispos de Barcelona y Oviedo, Juan José Omella y Jesús Sanz, y que en su día fueron obispos de Barbastro-Monzón y administrador apostólico de Huesca y Jaca, el primero, y obispo de Huesca y Jaca, el segundo, se encuentran entre la terna de candidatos a presidir la Conferencia Episcopal Española, que todavía podría contar con un cuarto aspirante, en las elecciones que se celebrarán este martes.

La CEE está celebrando esta semana Asamblea Plenaria, en la que además de hacer balance del trienio 2017-2020 que ahora termina, se van a renovar los cargos para el cuatrienio 2020-2024, con la elección del presidente, vicepresidente, miembros de la Comisión Ejecutiva y varios presidentes de comisiones. El actual presidente, Ricardo Blázquez, ha agotado sus dos mandatos por lo que debe ser renovado. En principo, había una terna para sustituirlo: Juan José Omella, Jesús Sanz y Antonio Cañizares, arzobispo de Valencia. En estos últimos días también se habla de un “tapado”, Mario Iceta, obispo de Bilbao.

De Juan José Omella, turolense y que siempre ha estado muy vinculado a la provincia de Huesca, se dice que es el mejor posicionado, y el cardenal español más cercano al Papa Francisco, que al parecer lo considera su verdadero representante en España. Además también sería el favorito del Gobierno de Pedro Sánchez. En su contra, su edad, 74 años, a tan solo uno de tener que presentar su cargo al Papa, y que se le acusa de no haber sido crítico, sino más bien cauteloso, con el Procés catalán.

De Jesús Sanz, con 65 años el arzobispo español más joven, se dice que es el representante del ala conservadora más dura de la Iglesia, heredero de las ideas del cardenal Rouco Varela. Ha sido muy crítico con el aborto, el matrimonio homosexual y, ahora, la eutanasia, y no es un secreto su poca sintonía con el Papa y su línea de trabajo.

Hombre de consenso sería Antonio Cañizares, "sempiterno candidato", pero también con 74 años, una edad algo avanzada.

Y en las últimas horas se habla de un cuarto candidato, que podría ser el "tapado" de estas elecciones. Se trata de Mario Iceta, obispo de Bilbao. Tiene 55 años, el apoyo también del cardenal Cañizares, y se afirma que está en sintonía con la doctrina social de la iglesia, con el visto bueno del Vaticano, al igual que ocurre con Omella.

En esta reunión de la Asamblea Plenaria habrá 87 electores: 4 cardenales, 12 arzobispos, 48 obispos y 18 auxiliares, además de un administrador apostólico y 4 administradores diocesanos. La elección se realizará mediante votación secreta. Y cada votación irá precedida de una votación de sondeo (que no es vinculante y que sirve como información para lso obispos). Para la elección del presidente se necesitará la mayoría absoluta, y si en las dos primeras votaciones, nadie obtiene la mayoría necesaria, se procederá a una tercera votación entre los dos obispos más votados. Si en esa votación hubiera empate, resultaría elegido el de mayor edad.

Comentarios