GRAUS

La cubierta del colegio de Graus se rehabilitará por completo

La actuación tiene un coste de casi 171.000 euros y un plazo de ejecución de tres meses

Graus. CP Joaquín Costa. Olga Alastuey
Momento de la visita de Olga Alastuey al centro escolar junto a parte de la corporación municipal y equipo directivo 

La directora provincial de educación del Gobierno de Aragón, Olga Alastuey se desplazaba, este miércoles, a Graus para anunciar, la rehabilitación integral de la cubierta del colegio público Joaquín Costa atendiendo así una vieja reivindicación tanto del equipo directivo, como de los padres e incluso del propio Ayuntamiento para que se ejecutara una actuación completa en la techumbre que lleva muchos años en mal estado y con problemas de goteras e incluso desprendimientos debido a la humedad acumulada. La inversión es de 170.706 euros, se financiará con fondos REACT y el plazo de ejecución es de tres meses.

Alastuey manifestaba la alegría que le producía poder contar, por fin, con los medios necesarios para poder acometer una actuación muy necesaria que habrá concluido antes de final de año. Añadía que se diseñará un plan de seguridad con objeto de interferir lo menos posible en el día a día del centro escolar.

Olga Alastuey, directora provincial de educación

Cabe recordar que, en 2018, tuvo que cerrarse la tercera planta del edificio, medida que afectó a cinco aulas y un centenar de alumnos, al desprenderse parte del falso techo. Hace tres años el GA acometió una intervención provisional para evitar que los daños en la techumbre fueran a más.

La alcaldesa de Graus, Gemma Betorz, manifestaba su satisfacción con el anuncio porque el estado de la cubierta, decía ha generado, en los últimos años, cada vez que llovía, inquietud y preocupación. Recordaba la edil, que estas obras van a coincidir con las de la reforma del patio y ampliación de la calle aledaña al centro.

Gemma Betorz, alcaldesa de Graus

El director del colegio, Alfonso Alés, se mostraba también contento con la noticia y expectante de saber cómo las obras van a afectar al inicio del próximo curso escolar. Aprovechaba la visita de las autoridades para recordar que sólo quedaría actuar en el suelo del patio de recreo.

Olga Alastuey hacía un buen balance del curso que está a punto de finalizar y que se ha saldado con ‘pequeñas afecciones’. Agradecía a toda la comunidad educativa (administración, equipos directivos, familias y alumnos) su esfuerzo y responsabilidad por hacer de los centros educativos lugares seguros.