Juventudes Socialistas del Alto Aragón reclama un Estatuto de las Mujeres Rurales en Aragón

wer
wer

Con motivo de la celebración del Día Internacional de las Mujeres Rurales, que se conmemora este 15 de octubre, las Juventudes Socialistas del Alto Aragón reivindicamos el imprescindible papel que históricamente ha desempeñado este sector de la población para el mantenimiento del medio rural.

La desigualdad de género es una evidencia presente en todas las sociedades, siendo una de las principales barreras para la inclusión de las mujeres en la vida económica, política y social, con especial incidencia en el mundo rural. Con el objetivo de avanzar en el ejercicio del principio de igualdad de oportunidades y de trato en el medio rural, desde Juventudes Socialistas reclamamos la aprobación de un Estatuto para las Mujeres Rurales en la Comunidad Autónoma de Aragón, una propuesta a la que se suma también la federación altoaragonesa del PSOE.

A través de este se podrían fomentar nuevas oportunidades de empleo e invitar a que las mujeres del medio rural pongan en marcha sus propios proyectos profesionales (y personales), lo que ayudaría también a mejorar la calidad de vida en sus entornos más próximos, generando movimiento económico y puestos de trabajo. “Necesitamos una ley que proteja los derechos de las mujeres que viven en el medio rural, en la que se reconozca la actividad profesional que realiza este colectivo, específicamente en la actividad agraria” señala la Secretaria General de Juventudes Socialistas del Alto Aragón, Belén Hernández.

En definitiva, apunta, “lo que necesita esta sociedad es dejar de discriminar a las personas que viven en el medio rural y en especial a las mujeres, son ellas las que más sufren esta discriminación, y creemos que contar con un estatuto que las ampare podría dar herramientas para acabar con ello”.

Hernández reconoce que, si bien es cierto que en los últimos años se ha avanzado mucho en aras a conseguir la igualdad entre mujeres y hombres, especialmente con la Ley 7/2018, de 28 de junio, de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres en Aragón, “todavía queda mucho camino por recorrer en esta lucha hasta conseguir una igualdad plena y real y, especialmente importante en el medio rural, por la dignidad de las mujeres de nuestros pueblos y también para conseguir frenar la despoblación dotando de nuevas oportunidades a las mujeres que viven en ellos”.