Sociedad

La Feria de Otoño de Biescas, una cita de transición tras un año en blanco

Tendrá lugar este fin de semana, 23 y 24 de octubre, con exposiciones ganaderas, concurso de fotografía y stands de artesanía y alimentación

Ricardo Azón, Roque Vicente, Nura Pargada y José Manuel Macarulla presentaban la 28ª Feria de Otoño de Biescas
Ricardo Azón, Roque Vicente, Nura Pargada y José Manuel Macarulla presentaban la 28ª Feria de Otoño de Biescas

Biescas ya se encuentra preparada para recuperar y celebrar la ya habitual Feria de Otoño. Así, este fin de semana se llevará a cabo su 28ª edición después de haberse suspendido el año pasado. Una feria de transición que, sin ser igual que las anteriores, está preparada para volver a la plena normalidad en la de 2022.

Nuria Pargada, alcaldesa de Biescas
PARGADA 1 BIESCAS 21

La ganadería continuará siendo la base de la feria, aunque con numerosas limitaciones en lo que respecta a su programación. Y es que, en busca de una mayor prevención, la organización ha decidido suprimir actuaciones como las de la Ronda de Boltaña y los Titiriteros de Binéfar, al igual que las diferentes degustaciones y la cata popular de quesos.

PARGADA 2 BIESCAS 21

Por otro lado, se mantiene la zona de stands de artesanía y alimentación, la cata profesional de quesos y el concurso de fotografía entre otros eventos ya conocidos en la feria. En ese sentido, las restricciones de aforo seguirán estando patentes tal y como aseguraba Nuria Pargada, alcaldesa de Biescas, dada la todavía situación complicada que se vive en lo que respecta a la pandemia.

En lo que respecta al sector ganadero, por parte de las asociaciones Atura y Araparda, su colaboración comenzará desde este jueves y viernes con diversas charlas de actualidad. A partir de ahí, la feria también acogerá una exposición de ovino y caprino con alrededor de 100 ejemplares, incluida la 22ª subasta de la rada, con hasta 30 ejemplares por los que pujar.

En su última edición de 2019, la Feria de Otoño de Biescas logró vender más de 6.000 kilos de queso y pasaron por la feria más de 10.000 personas. Cifras que, aunque no parece que puedan superarse, esperan alcanzar o, por lo menos, quedarse cerca de ellas. Una cita que, como sucedió desde su nacimiento, es un evento de referencia en lo que se refiere a ganadería y agricultura para el territorio altoaragonés.