SALUD

La ampliación del Centro de Salud de Barbastro se queda sin el apoyo de las Cortes de Aragón

El Partido Popular no lograba sacar adelante su PNL en la que se pedía el impulso en la construcción de un nuevo centro sanitario

Terrenos para la ampliación del Centro de Salud de Barbastro
Imagen lateral del Centro de Salud de Barbastro.

La propuesta del Partido Popular a favor de la ampliación del actual Centro de Salud de Barbastro fue finalmente rechazada en la sesión plenaria de las Cortes de Aragón del miércoles por los votos de la mayoría de Gobierno (PSOE, Podemos, CHA y PAR). Una falta de apoyo a esta infraestructura a pesar del compromiso adquirido por la consejera de Sanidad, Sira Repollés, como anunciaba el alcalde de Barbastro, Fernando Torres.

radio-barbastro-Ainsa-en-facebook

El Partido Popular llevaba al pleno de las Cortes de Aragón las quejas de los barbastrenses sobre el retraso del Gobierno aragonés en la construcción de un nuevo centro de salud en la ciudad del Somontano. Era la portavoz de Sanidad de los populares aragoneses, Ana Marín, la encargada de defender una proposición no de ley cuyo texto instaba al Gobierno de Aragón a que "se proceda a la inmediata licitación de las obras de ampliación del Centro de Salud de Barbastro, realizando cuantas acciones sean necesarias a tal fin, incluyendo las oportunas modificaciones presupuestarias para la debida dotación económica de dicha ampliación".

Los popular en su intervención recordaba que hace dos años el Ayuntamiento de Barbastro firmó una cesión de pleno dominio del antiguo colegio público Pedro I y de un terreno contiguo para facilitar al Departamento de Sanidad la ampliación del actual centro de salud.

Marín también exigía al Gobierno aragonés el inicio inmediato de las obras. Además reclamaba una partida específica en los presupuestos no vinculada a la llegada del dinero que remitirá Bruselas, aún con más razón cuando la cuantía que gestionará el Departamento de Sanidad aumenta más de un 12% en 2021 respecto a 2020, y así la licitación no dependa ni de la cantidad que finalmente se asigne a Aragón ni del momento en el que se haga efectiva la entrega, según el calendario adelantado por el Gobierno de España después del verano, lo que retrasaría hasta 2022 cualquier actuación sobre el nuevo centro de salud barbastrense.