PATRIMONIO

La cárcel de Benabarre, declarada Bien de Interés Cultural

Es el segundo lugar de memoria democrática declarado por el Gobierno de Aragón tras el Barranco de la Bartolina

Benabarre cárcel
El mayor período de actividad de la cárcel de Benabarre se sitúa entre los años 1936 a 1956 

El consejo de gobierno ha dado el visto bueno, este miércoles, a la declaración de la cárcel de Benabarre como BIC en la categoría de conjunto de interés cultural, lugar de memoria democrática de Aragón. De esta manera, tras la declaración del barranco de la Bartolina, la prisión de la localidad ribagorzana se convierte en el segundo lugar de memoria democrática que declara el Gobierno de Aragón.

La cárcel de Benabarre fue construida rehabilitando el edificio que ocupaba desde 1604 el antiguo convento de Agustinos Descalzos de Benabarre. El funcionamiento de la prisión como cárcel del partido judicial de Benabarre abarca el periodo que va desde 1866 a 1974. Su época de mayor actividad se sitúa entre los años 1936 y 1956, y, muy especialmente, durante los años 1938 a 1940, de ahí su especial relevancia en este periodo histórico.

Años más tarde, tras la reordenación de los partidos judiciales en la provincia a mediados de los años 60, pasó a integrarse en el partido judicial de Barbastro, cayendo en desuso progresivamente. En su última etapa pasó a ser un depósito municipal, que acabó cerrándose definitivamente en 1974.

La prisión o cárcel de Benabarre es, por tanto, un modelo de prisión del siglo XIX-XX, la única conservada de estas características, que conserva los grafittis de los prisioneros como testimonio directo de los sueños y privaciones de los mismos.

El alcalde de Benabarre, Alfredo Sancho, indicaba, que éste era un paso imprescindible para dar un impulso al proyecto para rehabilitar el edificio y dotarlo de un contenido acorde.

Alfredo Sancho, alcalde de Benabarre

La cárcel de Benabarre conserva integra su estructura original, siendo la cubierta la parte más afectada por el deterioro del paso del tiempo, junto a los forjados. Conserva íntegra las alas de las celdas, y en su interior se conservan, en diferentes grados de conservación, las celdas de los presos, los retretes, la numeración de las celdas, las puertas, los respiraderos, los pasillos de la cárcel y las diferentes estancias mencionadas en el proyecto de ejecución.

Benabarre. Cárcel 2
Conserva las celdas de los presos y, en algunas, son todavía visibles, los 'testimonios' de los prisioneros

En el archivo del Ayuntamiento de Benabarre se conservan 17 expedientes de defunción de juicios sumarísimos en la cárcel de Benabarre, y en el Archivo Histórico Provincial de Huesca se documenta los fallecimientos de al menos 67 prisioneros, de los que se conoce la identidad, de diversas procedencias del territorio español. Entre ellos, caben destacar las de los alcaldes de Benabarre y Tolva y la de los miembros de la Agrupación Socialista de Benabarre, así como componentes del Consejo Municipal de la localidad.

Se conoce, además, la circunstancia de que fueron detenidos, expedientados y posteriormente desterrados los maestros y maestras de la colonia infantil existente en la localidad de Benabarre durante el periodo de la contienda.