jaca

La Catedral de Jaca cumple con la tradición y ondea la bandera blanca

La presencia de esa bandera está documentada desde el siglo XVI y se acaba de renovar por una nueva

bandera blanca se acaba de cambiar en el campanario de la Catedral de Jaca
La bandera blanca se acaba de cambiar en el campanario de la Catedral de Jaca. Foto: Ana López Artillo

La bandera blanca que ondea en lo alto de la torre del campanario de la Catedral de Jaca luce recién colocada. Todos los años, en torno a la fiesta de la Santa Cruz (3 de mayo), se cumple con una tradición centenaria y se renueva por otra similar que años atrás anunciaba protección y servía para informar que la ciudad estaba libre de pestes y epidemias. Es una tradición documentada, al menos, desde el siglo XVI por el historiador Domingo Buesa, aunque se cree anterior.

“No tiene nada que ver pero ha coincidido en el tiempo con la pandemia que estamos viviendo, pero simplemente ha sido coincidencia porque la Catedral ha querido mantener la tradición. La bandera siempre está allí, aunque al acabar el año no luce como ahora”, explica Belén Luque, historiadora y directora del Museo Diocesano de la Catedral de Jaca.

Esta bandera, que es el paño del monumento del Jueves Santo, servía también como faro para los peregrinos, que sabían así hacia dónde dirigirse desde fuera de las murallas y sabían que era una ciudad de paz, explica Belén Luque.

Antiguamente la cambiaba el romero mayor de la Cofradía de Santa Orosia pero, por cuestiones de seguridad, dejó de hacerlo.

Catedral de Jaca
Catedral de Jaca
Comentarios