sociedad

La Catedral de Jaca estrena “cepillo digital”

Ha sido diseñado y fabricado en Aragón y cuenta con tecnología “contactless” para recibir donativos de cualquier tarjeta, teléfono o modelo compatible

Junto al obispo de la Diócesis y el director de Caja Rural Aragón, Valentín Mairal, deán de la Catedral, y José María Arcas, ecónomo de la Diócesis (derecha)
Junto al obispo de la Diócesis y el director de Caja Rural Aragón, Valentín Mairal, deán de la Catedral, y José María Arcas, ecónomo de la Diócesis (derecha)

Caja Rural de Aragón ha instalado, a través del Obispado de Jaca, un “cepillo digital” en la Catedral de San Pedro de Jaca para poder realizar donativos con cualquier medio de pago digital, sea un smartphone, una tarjeta contactless, un reloj smartwatch o cualquier otro modelo wearable compatible. La entidad de crédito cooperativa aragonesa inicia con esta instalación la puesta en marcha de este nuevo servicio que se desplegará en otras diócesis durante las próximas semanas.

Este modelo especial ha sido diseñado y fabricado en Aragón y cuenta con un tpv contactless, que puede hacerse sin contacto físico con el teléfono móvil o la tarjeta de crédito. Para realizar un donativo hay que acercar el medio de pago a unos centímetros de distancia del “cepillo digital” y seleccionar una de las opciones que aparecen en la pantalla del tpv.

Al acto de inauguración oficial realizado en la Catedral de Jaca, asistía este martes por la mañana el Obispo de la Diócesis de Huesca y Jaca, Julián Ruiz Martorrell, y Luis Ignacio Lucas Domínguez, director general de Caja Rural de Aragón.

La entidad aragonesa ha agilizado la puesta en marcha de este nuevo servicio a raíz de la crisis sanitaria generada por el coronavirus. Ahora, con este modelo especial, se espera facilitar a las instituciones religiosas y entidades sociales nuevas donaciones de una forma segura y transparente.

“En la Catedral de San Pedro de Jaca, y en un año Jacobeo, unimos la tradición con la innovación y la tecnología. Ponemos un diseño 100% aragonés al servicio de la solidaridad contribuyendo a proyectos sociales y beneficiosos para toda la comunidad. Además, en la actual situación sanitaria, aportamos una solución segura para todas las personas que deseen realizar su donativo”, explicó Luis Ignacio Lucas.

El director general de Caja Rural de Aragón añadió que “este sistema es válido y exportable a cualquier entidad social que desee realizar una acción de recogida de donativos. Está dotado de tecnología GPRS y cuenta con autonomía suficiente como para poder estar instalado en un punto sin conexión eléctrica, si fuera preciso”.

Esta iniciativa va acompañada de un plan formativo para empleados y usuarios, colaborando especialmente con las organizaciones religiosas y del tercer sector, con las que la entidad aragonesa impulsa acuerdos en los territorios donde se encuentra presente.