sociedad

La crisis sanitaria dispara el paro entre las personas con discapacidad intelectual

El año 2020 cerró con un 21,68% más de parados con discapacidad en Aragón, mientras que en Huesca la cifra es aún mayor y alcanzó el 26,68%

Sara Comenge, responsable de Gestión de Valentia
Sara Comenge, responsable de Gestión de Valentia / Valentia

Las personas con discapacidad intelectual siempre han encontrado dificultades para acceder al mercado de trabajo y la crisis provocada por la covid -19 no ha hecho más que ahondar en un problema ya existente, según los datos del paro registrado por el Instituto Aragonés de Estadística. El año 2020 cerró con un 21,68% más de parados con discapacidad en Aragón, mientras que en Huesca la cifra es aún mayor y alcanzó el 26,68%.

Sara Comenge, responsable de Gestión de Valentia, en una entrevista en la página web de Valentia, analiza las consecuencias de la pandemia en el ámbito del empleo de las personas con discapacidad y las líneas de trabajo que pueden ayudar a revertir la situación.

Destaca que las personas con discapacidad, desde siempre, han encontrado dificultades para acceder al mercado de trabajo. Si hablamos de personas con discapacidad intelectual esta dificultad es todavía mayor, mucho mayor. La crisis provocada por la covid-19 no ha hecho más que ahondar en un problema ya existente, de esta crisis llegan en parte esos datos tan poco amables sobre el paro en personas con discapacidad.

Las entidades sociales no son ajenas a la crisis sanitaria provocada por el coronavirus y han tenido que adoptar medidas importantes para poder seguir siendo sostenibles, han vivido este escenario con incertidumbre, pero también poniendo en marcha nuevas iniciativas para seguir luchando por los derechos de las personas con discapacidad.

Valentia puso en marcha el servicio "Impulsa" encaminado a desarrollar capacidades y habilidades para el empleo. Aunque sigue habiendo numerosas dificultades para la integración de las personas con discapacidad, una de las principales es la falta de conocimiento de sus habilidades y capacidades, de allí el trabajo con las empresas para que vean, conozcan, tengan toda la información y puedan posteriormente valorar con su experiencia.