REFUGIOS DE MONTAÑA

La desconocida labor de los guardas de refugio como informadores de seguridad en montaña

Además de prestar, al montañero, servicios de alojamiento y comida, los guardas están pendientes del estado de la montaña y las rutas más frecuentadas

Montaña Segura. Guardas de refugio
Los guardas de refugio ofrecen al montañero información in situ sobre las condiciones que presentan las rutas. Foto Montaña Segura

No es fácil el trabajo como guarda de refugio puesto que para ello hay que ser una persona polivalente. Los guardas no sólo atienden los refugios, para lo que deben cumplir una serie de requisitos y condiciones, sino que son montañeros, cocineros, expertos en condiciones extremas, meteorólogos e incluso fontaneros. Pero quizás el trabajo al que dedican la mayor parte de su jornada laboral sea el más desconocido: velar por la seguridad del montañero o senderista tanto en invierno como en verano.

Raúl Martínez, uno de los guardas del refugio Cap de Llauset, indicaba que además de los servicios que prestan, como el del alojamiento y comida caliente, están atentos al estado de la montaña, las rutas más frecuentadas, o la meteorología de la zona. A ello dedican gran parte de su día en verano y, especialmente, en invierno, cuando las condiciones de la meteo y del terreno son más cambiantes y variables.

Raúl Martínez, guarda de Cap de Llauset

Martínez explicaba que los montañeros que llegan al refugio, por lo general, suelen tener en cuenta la información que les ofrecen los guardas. No se puede prohibir, añadía el guarda de Cap de Llauset, pero si aconsejar no realizar una actividad si existe riesgo. Al final, decía, los guardas de refugio son los que ven cómo cambia o evoluciona el terreno, día a día.

Su experiencia como guarda le lleva a afirmar que, afortunadamente, la gente se toma más en serio lo de ‘salir a la montaña’. La montaña añadía es para disfrutarla y eso se consigue estando preparados y bien equipados y, aunque en verano, ‘se suele ver de todo’, por lo general, se observa montañeros más preparados e informados.

Raúl Martínez, guarda de Cap de Llauset
Comentarios