jaca

La desinfección de calles se lleva por delante árboles emblemáticos

El hipoclorito de sodio ha afectado a varios árboles y zonas ajardinadas en ciudades como Jaca

El cedro junto a la Torre del reloj de Jaca será talado
El cedro junto a la Torre del reloj de Jaca será talado

El cedro de gran envergadura que acompaña desde hace décadas a la Torre de la cárcel de Jaca va a desaparecer. Ha muerto como consecuencia, explica el técnico responsable de parques y jardines del Ayuntamiento, del hipoclorito de socio usado durante meses para la desinfección de las calles desde que comenzó la pandemia.”No es fácil asegurarlo, pero los indicios son claros”, explica. No es el único árbol que desaparece contaminado por cloro. En este tiempo las brigadas municipales han talado “dos o tres más” y también se han visto sus efectos en otras plantas de parterres y jardines de la ciudad.

Juanjo Fernández explica que cuando observaron los primeros síntomas dieron el aviso para extremar la precaución, pero que ha afectado principalmente a zonas verdes con islas de contenedores aledañas. Los contenedores son uno de los puntos que más desinfección requieren dado el trasiego de personas. El responsable del trabajo en las zonas verdes de la ciudad explica que tras los meses más duros del confinamiento cambiaron el hipoclorito de sodio por mezclas con jabón en las zonas infantiles, pero que considera que la mejor solución sería extremar la higiene individual para evitan rociar con estos productos las plantas. “No sabemos cómo va a afectar en el ecosistema todo ese producto que, al final, acaba en nuestros ríos, explica.

El cedro que se encuentra junto a la Torre del reloj medía más de 15 metros y tenía más de 30 años de antigüedad, calcula Juanjo Fernández.