IGLESIA

La Diócesis de Barbastro-Monzón celebra la festividad de El Pelé

El Papa Juan Pablo II proclamaba beato a El Pelé el 4 de mayo de 1997

Capilla de El Pelé
La capilla dedicada a El Pelé está en la iglesia de San Francisco de Asís de Barbastro.

La Diócesis de Barbastro-Monzón celebrará este martes la fiesta litúrgica del beato Ceferino Giménez Malla, El Pelé. La eucaristía tendrá lugar en la iglesia de San Francisco de Asís a las 19:30 horas y estará presidida por el Obispo de Solsona, Xavier Novell i Gomá, responsable de la Pastoral Gitana en España. El Papa Juan Pablo II proclamaba beato a El Pelé el 4 de mayo de 1997.

Ambrosio Echevarría (fallecido), Obispo de Barbastro-Monzón entre 1974 y 1999, impulsó el proceso de beatificación en el que colaboraron de manera importante los religiosos italianos Mario Riboldi y Luigi Peraboni. El Papa Juan Pablo II proclamaba beato a “El Pelé” el 4 de mayo de 1997. En la ceremonia participaban familiares, devotos que llegaban desde Italia, Francia, y España.

El sacerdote José María Garanto, que falleció recientemente, fue el impulsor de la capilla dedicada a El Pelé que está ubicada en la Iglesia de la parroquia de San Francisco de Asís y de la peregrinación internacional que no se celebra por la crisis sanitaria de la covid-19. En la capilla se encuentra la imagen de El Pelé, una talla obra del escultor Juan de Ávalos. José María Garanto difundió al beato El Pelé con actos y peregrinaciones internacionales anuales del pueblo gitano que llegaban a Barbastro.

La imagen de El Pelé en el Monasterio de El Pueyo
Imagen de El Pelé en el Monasterio de El Pueyo.

En la explanada del Monasterio de El Pueyo está el monolito de granito realizado por el barbastrense José María Barón y el rosario hecho con piedras del montículo del monasterio. La imagen tallada en bronce macizo se sufragó con la venta de figuras ornamentales del cementerio de Milán, legadas por familias gitanas a los religiosos italianos para construir este monolito que bendijo el obispo Ángel Pérez en 2017 con motivo de los 20 Años de la beatificación en Roma.

En el cementerio de Barbastro están los restos de El Pelé, en la fosa común mezclados con otros aunque gracias a las tareas del equipo de forenses dirigido por el profesor Baena casi se ha localizado el cráneo. El cementerio está cerca del lugar donde le fusilaron el 9 de agosto de 1936 con 74 años por defender a la Iglesia. En el Museo de los Mártires Claretianos hay un espacio dedicado al beato donde se conservan utensilios de su oficio de tratante.

Ceferino Giménez Malla, El Pelé, nació en 1861 de familia gitana en Benavent de Segriá (Lérida). Recibió el bautismo en Fraga y fijó su residencia en Barbastro. Desde su matrimonio canónico en 1912, creció su religiosidad y formó parte de varias asociaciones piadosas. En julio de 1936 fue encarcelado por defender a un sacerdote. Devoto de la eucaristía y de la Virgen María, murió mártir, fusilado en la tapia del cementerio y con el rosario en la mano. Sus restos fueron depositados en una fosa común.