IGLESIA 

La Diócesis de Barbastro-Monzón gestionó 7,9 millones de euros en ingresos a lo largo de 2019

Más de la mitad de los ingresos, cerca de 4 millones de euros, proceden de los donativos cristianos y de quien aprecia la labor de la Iglesia

Día de la Iglesia Diocesana Barbastro
Se apela a la solidaridad en el Día de la Iglesia Diocesana en la Diócesis Barbastro-Monzón.

La Diócesis de Barbastro Monzón gestionó unos ingresos de 7.904.007,36 euros, frente a unos gastos de 5.447.404,29 a lo largo de la anualidad de 2019. El superávit responde, como explicó la vice ecónoma, Marta Calavera, a la condonación de la deuda, por parte de la Fundación Cárdenas Rosales, pendiente desde la construcción de la iglesia de san Josemaría.

De los gastos, la mayor partida es la que cubre programas y ayudas solidarios, con un montante global de 2.142.095,24, que se distribuye entre Cáritas (1.784.828,96 euros), Manos Unidas (92.717,13), Misiones (136.635,26) y Santos Lugares y otros donativos (9.227,63). Le siguen, en cantidad, las partidas para el funcionamiento de las Parroquias (1.455.072,20), de la estructura diocesana (852.807,52 euros), sustento de sacerdotes y actividades pastorales.

Por otro lado, más de la mitad de los ingresos, 4.067.379,35 euros proceden de los cristianos y de quien aprecia la labor de la Iglesia, principalmente a través de la Asignación Tributaria (1.376.236 euros) y para el funcionamiento de las parroquias (1.073.492 euros). Así mismo, la Diócesis obtuvo 2.569.203,15 euros de los bienes propios de la Iglesia (El Cruzado Aragonés, Museo Diocesano, Casa Sacerdotal, etc) y 964.003,94 euros de las administraciones públicas para programas finalistas, además de los fondos procedentes de entidades privados para programas solidarios.

En 2019, se celebraron 450 bautizos, 345 comuniones, 322 confirmaciones y 103 matrimonios, sacramentos que se administran gracias a la labor de los 82 sacerdotes y 98 religiosos y religiosas, ayudados por 250 catequistas y 67 animadores de la comunidad. La acción de Barbastro-Monzón llega a 251 parroquias, cuatro monasterios y siete centros educativos católicos, que se enriquecen con la labor de los muchos voluntarios.

El año pasado, su labor caritativa y asistencial llegó a casi 12.000 personas y a su atención se dedicó la mayor parte de los fondos que gestionó la diócesis. Un total de 2.023.408 euros se invirtieron en programas y ayudas solidarias, de las que Cáritas canalizó 1.784.828,96 euros. La partida supone casi el 40% del gasto anual, 5.448.404,29 euros, y la previsión es que este año aumente. De marzo a octubre de 2020, las ayudas de Cáritas Diocesana se han incrementado en un 57%, sobre todo las de urgencia, que ascienden ya a 3.851.

Comentarios