enseñanza

La directora del Conservatorio de Música de Sabiñánigo deja su puesto

Después de cerca de 21 años en este centro profesional, Alicia Lluquet, vuelve a su tierra natal. El 1 de julio asume la dirección María Alcaide

Alicia Lluquet Conservatorio de Música de Sabiñánigo
Alicia Lluquet en la presentación de uno de los conciertos de profesores y alumnos


Este martes es el último día de las inscripciones para el próximo curso del Conservatorio Profesional de Música de Sabiñánigo y también va a ser la última jornada para su directora, Alicia Lluquet, que después de cerca de 21 años deja el centro para volver a tierras levantinas.

Concluye un curso que ha tenido el mayor número de alumnos inscritos en la historia del conservatorio, con 246 matriculados. Lluqet ha comentado que “ con la nueva situación, la comunidad educativa ha respondido muy bien desde profesores, padres y alumnos,  adaptándose a las clases y trabajos de manera virtual por diferentes medios”.

Puntualizando que “ el curso se ha superado muy bien, ya que los propios alumnos han visto reforzada su autonomía y han marcado el aprendizaje, solicitando trabajos o actividades, a lo que ha contribuido el periodo de confinamiento, que no se daba en un curso normal”.

Este miércoles se sacará la lista de admitidos y el jueves y viernes se realizarán las pruebas telemáticamente, y en el caso de comprobar fallos en la conexión, se han dado opciones para el envío de las tres que deben realizar, mediante video o correo electrónico.

El Conservatorio Profesional de Música serrablés cuenta con 14 especialidades instrumentales, que de cuerda son viola, violonchelo , violín, piano, guitarra y púa. En viento están clarinete, trompa, trompeta, trombón, oboe, flauta travesera, saxofón y percusión.

La secretaria del actual equipo directivo María Alcaide asume este miércoles la dirección del centro. Para Alícia Lluquet, “finaliza una etapa maravillosa de mi vida profesional en Sabiñánigo”. Con relación a su paso como directora”, ha sido, ser una profesora más, con algunas tareas diferentes, pero es docente y compañera. Lo que es una directora es mucho más importante que su cargo, y mi primera obligación y meta ha sido trabajar por el bien de nuestro Conservatorio”.

Comprende que “es difícil resumir más de 20 años de labor docente y directiva en el centro, pero el sentimiento que cobra más fuerza es sin duda, la gratitud. Me llevo mucho, me llevo grandes momentos vividos y mejores personas. A todos sin excepción alguna les voy a extrañar. Al nuevo equipo directivo que comienza su mandato este miércoles, encabezado por la nueva directora María Alcaide, les deseo mucha suerte y un futuro brillante”.

En sus declaraciones a Hoy por Hoy Sabiñánigo, nombra a instituciones educativas, al ayuntamiento serrablés, con su alcaldesa al frente y colectivos de la localidad y se ha querido despedir destacando que “ mi corazón nunca olvidará el lugar donde dejó sus mejores latidos”.

Comentarios