infraestructuras

La DPH aporta 350.000 euros para la ampliación del refugio de Góriz

Góriz es el refugio de montaña más demandado y utilizado del Pirineo

Refugio Góriz
Imagen del Refugio de Góriz en la visita del presidente de la Diputación Provincial de Huesca. Foto: DPH

La reforma y ampliación del refugio de Góriz es una realidad gracias al respaldo de la Diputación Provincial de Huesca, que ha aportado 350.000 euros para agilizar los trabajos de mejora y remodelación de las instalaciones de este alojamiento para montañeros, alpinistas y excursionistas, situado en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, a 2.200 metros de altitud.

La DPH afianza así su colaboración con la Federación Aragonesa de Montañismo (FAM) con el objetivo de hacer de estas infraestructuras de montaña lugares de acogida sostenibles y modernos, para contribuir y mantener este importante servicio que da cobertura tanto a profesionales y aficionados como a los cuerpos encargados de las evacuaciones, durante todas las épocas del año.

El presidente de la Diputación Provincial, Miguel Gracia, ha argumentado que “de esta forma los recursos de la institución provincial contribuyen al mantenimiento y mejora de las instalaciones así como a aspectos de sostenibilidad como la eficiencia energética de los refugios de montaña”.
“Las obras que se están acometiendo en Góriz suponen una mejora cualitativa de la práctica del deporte del montañismo en Aragón y un notable incremento de la seguridad para sus deportistas, al mismo tiempo que un apoyo y fomento de esta modalidad deportiva en un entorno de medio rural, contribuyendo a la generación de actividad económica en la montaña”, ha explicado Miguel Gracia.

Refugio Góriz
El refugio de Góriz amplía sus instalaciones. Foto:DPH

Sobre los trabajos realizados, el presidente de la FAM (en funciones al estar ésta inmersa en periodo electoral), Luis Masgrau, ha explicado, “que esta nueva inversión es una importante aportación para seguir adelante con la reforma y ampliación del refugio, ya que marca la finalización del edificio de ampliación que se ha construido anexo al del refugio original”. A lo que ha añadido que “debido a las crisis económicas sobrevenidas se han producido retrasos y parones que han afectado a su finalización a tiempo”.

Reformas y ampliación
Los trabajos de reforma arrancaron en 2006 y desde entonces, dos de las tres fases en la que se dividió la obra se han visto completadas gracias a la financiación de dos Planes de Refugios de Aragón (2004-2007) y el segundo del periodo (2008-2011), suscritos por el Gobierno de Aragón, Diputación Provincial de Huesca y la Federación Aragonesa de Montañismo.

Las dos primeras fases, dedicadas a la ampliación del sótano y la instalación del punto limpio están finalizadas y próximamente lo hará la fase tres de las obras, que recoge la remodelación y ampliación del refugio, que verá duplicada su extensión respecto al edificio de 1963. Dentro de esta fase se ha llevado a cabo también la renovación integral del sistema de depuración y la construcción de aseos y duchas adyacentes de uso para la zona de acampada.

Una vez finalizados todos los trabajos, la capacidad total del refugio de Góriz, el más demandado y utilizado del Pirineo, pasa de 72 a 80 plazas. Sin embargo, la ratio por habitación será muy inferior a la actual y contará con la renovación del equipamiento para ofrecer mejores condiciones y servicios de hospedaje, entre los que se prevé incluir cursos de iniciación para niños y jóvenes procedentes de los clubes y de centros escolares. Igualmente se han mejorado de forma notable los espacios de trabajo y vivienda de los guardas del refugio, así como la capacidad de almacenaje del mismo.

Góriz es sin duda el refugio de montaña más demandado y utilizado del Pirineo: en 2019 se contabilizaron más de 12.000 pernoctaciones y, en las redes sociales, es el más seguido, con más de 51.000 personas.

Desde el punto de vista deportivo, cuenta con una situación estratégica de primer orden, tanto por ser el único refugio dentro del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, como por estar al pie de no sólo este último (el Monte Perdido es la tercera cima en altura del Pirineo), sino de un amplio conjunto de picos de más de tres mil metros de altitud, ser un punto de pernocta del GR 11 y además estar bien conectado con Francia a través del refugio de Sarradets y la Brecha de Roland.

En la actualidad, el Alto Aragón cuenta con 16 refugios de montaña con guardia y otros 3 no guardados, a los que se suma uno de nueva construcción en el término municipal de Montanuy, el refugio de Cap de Llauset, que vio la luz en 2018 gracias a la larga colaboración de la DPH, el Ayuntamiento de Montanuy y la Federación Aragonesa de Montañismo (FAM).

Comentarios