sociedad

La ecohuerta comunitaria de Benabarre finaliza su primera temporada

El proyecto formativo, que arrancó en abril, ha contado con la participación de una veintena de vecinos

Benabarre. Ecohuerto 2
El objetivo del proyecto ha sido recuperar huertos en desuso y métodos de trabajo tradicionales y ecológicos

Con la llegada del frío y de las primeras heladas la ecohuerta comunitaria de Benabarre da por finalizado el proyecto formativo de 2021 con la intención de darle continuidad en 2022. La actividad, financiada al 80% por DPH y el Ayuntamiento, ha permitido a una veintena de vecinos reconciliarse con las labores hortícolas y, además, recuperar, una parcela en desuso próxima al antiguo lavadero.

María José Sánchez, AEDL del Ayuntamiento

Este proyecto de educación y difusión medioambiental ha contado con la participación de 20 vecinos, de los cuales, 10 han participado de forma directa en la parcela asignada dentro del terreno cedido Margarita Pueyo y Mari Luz Ferrer, vecinas del municipio, y los otros 10 restantes han aplicado en sus propios huertos, ubicados en otras zonas, la formación y el asesoramiento recibidos.

El proyecto ha consistido en varias sesiones formativas tanto en aula como en el terreno para que losparticipantes, algunos de ellos sin conocimientos previos de horticultura, pudieran llevar a cabo su propio huerto ecológico, apoyados en una comunidad creada por todos los participantes y el asesoramiento constante de una profesional. Así han podido adquirir conocimientos sobre riego, el pH de los sustratos, a hacer semilleros, sobre la plantación o control de plagas con productos 100% naturales.

La intención es darle continuidad en 2022 por lo que, desde el Ayuntamiento, animan a quienes estén interesados a dirigirse al área de desarrollo para estar informados.

Benabarre. Ecohuerto 3
La intención del Ayuntamiento es que esta propuesta tenga continuidad en 2022

Gran parte de la formación recibida, tanto en aula como sobre el terreno, se ha recopilado en una manual que se ha entregado a todos los participantes, para dejar constancia así de los conocimientos que se han transmitido durante el proceso, tanto en la fase de formación como en la de asesoramiento.

La ecohuerta comunitaria se puso en marcha el pasado mes de abril impulsada por Eva Miguel, vecina de Benabarre, titulada en gestión ambiental, que recibió el apoyo del consistorio, para recuperar antiguos huertos sin cultivar y métodos de trabajo tradicionales y ecológicos que minimizan el impacto ambiental en el entorno.