tecnología

La mascarilla "inteligente, sostenible e inclusiva" que tiene sello oscense

Medios nacionales e internacionales se han interesado por este modelo que se abre paso entre las propuestas de protección frente al covid

Álvaro González y la italiana Simona Lacagnina, que han creado Cliu, una mascarilla que responde a esta nostalgia de normalidad
Álvaro González y Simona Lacagnina, codiseñadores de la mascarilla Cliu

La llamada nueva normalidad ha llegado para quedarse, no sabemos cuánto pero sí más de lo que pensábamos en un principio. Ya no podemos ver el rostro completo o simplemente la sonrisa de las personas que pasan a nuestro lado por la calle, una circunstancia a la que no han querido resignarse un grupo de diseñadores de producto e ingenieros entre los que se encuentra el oscense Álvaro González y la italiana Simona Lacagnina, que han creado Cliu, una mascarilla que responde a esta nostalgia de normalidad y que tiene muchas más funcionalidades a parte de las que le aporta el hecho de ser transparente. "Quisimos resolver un problema al que nos estamos enfrentando todos y crear una mascarilla inteligente, sostenible e inclusiva".

GONZÁLEZ 1 MASCARILLA CLIU 11 08 20

Mascarilla inteligente
Su versatilidad sin tener que retirarla es una de sus ventajas

La máscara Cliu se limpia facilmente, alerta de brotes activos a tu al rededor, su tecnología incorporada puede monitorizar tu respiración y la calidad del aire, lo que también amplía su utlidad a las personas alérgicas a componentes ambientales. Su versión más avanzada tiene un micrófono integrado que informa sobre tu frecuencia cardiaca o calidad de la respiración.
Los diseñadores de esta mascarilla han querido que fuese un produco sostenible. Frente a las mascarillas desechables, que ya están contaminando los entornos más insospechados, ésta máscara es reutilizable, de largo uso y hecha con materiales reciclables y a prueba de desinfección a altas temperaturas (en el microondas, el lavavajillas o la lavadora).

El adjetivo inclusivo llega con el material transparente y anti vaho de la pantalla frontal, que permite a personas con problemas auditivos leer los labios y mejora la comunicación de todos los públicos. Esa pantalla puede levantarse para fumar, beber o comer y los diseñadores del producto sabían que, además de la comodidad, su apariencia física era otro de los elementos necesarios para incentivar su uso, por ello también hay opción de personalizarla.

GONZÁLEZ 2 MASCARILLA CLIU 11 08 20

Esta mascarilla inteligente se abre camino entre las propuestas anti covid. Han hablado de ella en televisiones, radios y periódicos nacionales e internacionales, como en la revista Forbes. En estos momentos el proyecto está en marcha pero requiere financiación para fabricar los diferentes modelos. Hay en marcha una campaña de crowfunding en el portal Indiegogo. Los precios varían de los 90 a los 250 euros en su versión más avanzada, un precio que una de sus creadoras, Simona Lacagnina, defiende recordando que las mascarillas desechables necesarias para un año costarían, explica, entre 400 y 500 euros.

Comentarios