d.o somontano 

La Miranda de Secastilla Garnacha Rosado irrumpe en el sector del vino aragonés con toques serios y elegantes

La viticultura de montaña y la altitud de los viñedos otorgan un carácter singular a La Miranda de Secastilla Garnacha Rosado

La Miranda de Secastilla Garnacha Rosado .
La Miranda de Secastilla Garnacha Rosado.

Aragón estrena una novedad enológica, La Miranda de Secastilla Garnacha Rosado, un vino elaborado con las uvas de esta variedad procedentes del Somontano más septentrional, el Valle de Secastilla. Este rosado atípico, embotellado tras haber permanecido 4 meses en barrica de roble francés completa la gama Secastilla, cuatros vinos de Garnacha con los que se ha recuperado y conservado un legado histórico.

Y es que el Valle de Secastilla es la apuesta de Viñas del Vero por recuperar la elaboración de vinos singulares en este enclave recóndito al pie del Pirineo. Un paraje donde se trabaja un terroir único, como ya hacían los romanos hace siglos, con suelos pedregosos en laderas escarpadas y un microclima especial. Un valle con unas condiciones singulares perfectas para que la Garnacha tradicional ofrezca expresiones únicas que llevan en cada botella la esencia de este lugar.

Una de esas muestras es La Miranda de Secastilla Garnacha Rosado, vino muy brillante y atractivo, con un aroma amplio, donde se encuentra una conjunción entre las flores, las frutas maduras y el ligero tostado que lo hacen interesante y diferente. En boca es suave, limpio, sabroso y largo. Es un rosado serio y elegante que resulta perfecto para acompañar tapas, arroces, pescados aderezados y aves.