SANIDAD

La mitad de los fumadores morirán a causa de enfermedades provocadas por el tabaco

La Semana sin humo busca que deje de fumar el 25% de la población

Cartel Semana sin humo
Cartel anunciador de la XIX Semana sin humo, con el lema "Para disfrutar a saco, no necesitas tabaco"

Con el lema “Para disfrutar a saco, no necesitas tabaco”, la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria ha vuelto a convocar la Semana sin Humo, que finalizará con la celebración el próximo 31 de mayo del Día mundial sin tabaco, como primer paso para dejar de fumar. Consejos médicos, carteles, pegatinas y folletos serán las principales armas en esta semana. En la actualidad, se estima que fuma en torno al 25% de la población.

Durante esta semana, 124 centros de salud de Aragón, más de 2.000 en toda España, con 20.000 médicos de familia y personal de enfermería implicados, ofrecerán información, consejos para dejar de fumar y sobre el tabaquismo pasivo, material divulgativo, y la posibilidad de acceder a tratamientos a quienes deseen dejar de fumar. Esta campaña va dirigida a mejorar la salud de los fumadores.

Fumar es la principal causa aislada de mortalidad y morbilidad prematura evitable en España y en todo el mundo. Entre 2010 y 2014, hubo más de 250.000 muertes en España achacables al tabaco, hay 52.000 muertes anuales, ya que el tabaco está realicionado con multitud de enfermedades y de numerosos tipos de cáncer. De forma global se calcula que el tabaco matará a la mitad de sus consumidores, uno de cada dos fumadores morirá a causa del tabaco.

En España se producen 52.000 muertes al año atribuibles al consumo de tabaco, por lo que 1 de cada ocho muertes que se producen en España está relacionada con este consumo. Se apuesta, pues, por un abordaje para hacer frente a la realidad de un problema complejo.

Paralelamente a la celebración de esta semana, la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria ha realizado una encuesta a 5.170 personas de toda España. El 38,2%, 1.975 encuestas se hicieron en Aragón. Como datos más destacados figuran que la mayoría de la población, un 60,8%, se muestra receptiva a prohibir fumar en vehículos privados, y además, un 16,5% está a favor de prohibir fumar en vehículos solo cuando haya niños. El 64,1% está a favor de prohibir fumar en lugares públicos al aire libre (como estadios deportivos, piscinas o centros comerciales abiertos). Un 65,4% se consideran fumadores pasivos (en terrazas un 31,4%)

El 57% de la población ha fumado alguna vez, y el 43%, nunca. Ahora el objetivo es conseguir que se inviertan los porcentajes. El 70% de los fumadores ha intentado dejar de fumar en más de una ocasión. El 16,7% lo han intentado cuatro veces o más. La mayoría de ex fumadores dejaron de fumar hace más de 10 años, y el principal motivo para hacerlo es la salud. El 61% de la población estaría de acuerdo con el que precio del tabaco aumentase a 8 euros.

Este tipo de medidas, que hace unos años no contaban con consenso, están prosperando porque a día de hoy el consumo de tabaco se percibe como una conducta de riesgo para lasalud. Enfermedades como la diabetes, la hipertensión, la hipercolesterolemia, o una patología cardiovascular están relacionadas con el tabaco.

Los médicos de familia tienen la obligación de informar a todos los pacienbtes que acuden a sus consultas sobre los riesgos del tabaco para la salud, registrar en la historia clínica el hábito de fumar, como si fuera una constante vital, y aconsejar a todos los fumadores que abandonen el tabaco.

Comentarios