MONT-REBEI

La navegación en Canelles se limitará y las zonas de parquin se regularán

El objetivo de estas medidas es no superar la afluencia de 2.000 personas por día en todo el espacio

Ribagorza. Comisión seguimiento Nov 21
La tercera reunión de la Comisión se celebraba en la Diputación de Lleida

La Comisión de Seguimiento del Congost de Mont-rebei, reunida este martes en la Diputación de Lleida, ha acordado la propuesta de limitar las actividades de navegación en el embalse de Canelles y delimitar aparcamientos regulados para evitar la masificación del espacio. Estas propuestas se incorporarán al documento que realiza Prames, la empresa adjudicataria de los trabajos de redacción del futuro Plan de Usos, para establecer una estrategia de actuación y gestión integral del entorno del embalse de Canelles y del desfiladero de Mont-rebei.

Las propuestas que se han debatido pasan por regular las actuales zonas de aparcamiento en Corçà y la Pertusa y crear una nueva en Sant Esteve de la Sarga, con un sistema coordinado de gestión que limite a 500 el máximo de vehículos permitidos entre los tres, para evitar que los vehículos estacionen en pistas y carreteras. Igualmente, se considera que es necesario establecer un máximo de naves en el embalse de Canelles para no sobrepasar la afluencia de 2.000 personas en una jornada en todo el espacio.

El presidente de la Diputación Provincial de Lleida, Joan Talarn ha señalado que el documento final que resulte de las deliberaciones con los municipios implicados busca el equilibrio entre un uso turístico económicamente responsable y, a su vez, sostenible y respetuoso con el entorno. Por estas razones, es importante que los municipios de Lleida y la Franja puedan delimitar un sistema de coordinación que pase tanto por acordar un máximo de aparatos de navegación como de la afluencia máxima permitida de vehículos. En este sentido, anunciado que, antes de que acabe el año se hará una nueva reunión entre los municipios para, entre otras cosas, estudiar el número de personas que pueden acceder a través de la lámina de agua y cómo se gestionará por los ayuntamientos este flujo de personas.

El presidente de la Diputación de Huesca, Miguel Gracia, ha recordado que ambas diputaciones están cumpliendo su función como intermediarios y facilitadores de la regulación del espacio, pero que deben ser los municipios los que finalmente lleguen a un acuerdo en el que todos se sientan beneficiados en favor de la protección de Canelles y Mont-Rebei.

Este Plan de Usos integral del entorno del embalse de Canelles y del desfiladero de Mont-Rebei es fruto de la colaboración entre las diputaciones de Lleida y Huesca, formalizado en el mes de agosto de 2020, con el objetivo de fijar las líneas generales de actuación en la zona y establecer una pauta para la promoción y puesta en valor de este espacio natural a través del turismo como motor económico del territorio, minimizando el riesgo para las personas estado geológico de la zona.

La reunión, la tercera de la comisión, ha estado presidida por los presidentes de la Diputación de Lleida, Joan Talarn, y de la Diputación de Huesca, Miquel Gracia, y han participado el presidente del Consejo Comarcal de la Noguera, Miquel Plensa; el presidente del Consejo Comarcal del Pallars Jussà, Josep Maria Mullol; el alcalde de San Esteban de la Sarga y presidente del Consejo de Alcaldes del Pallars Jussà, Jordi Navarra; la alcaldesa de Àger, Mireia Burgués; la alcaldesa de Tremp, Maria Pilar Cases; el alcalde de Bonansa y presidente de la comarca de la Ribagorza, Marcel Iglesias; el alcalde de Estopiñán, Óscar Toledano; el alcalde de Viacamp y Litera, Alfredo Pociello; el alcalde de Puente de Montañana, José Peris; el comisario adjunto y la jefa del Área de Control del Dominio Público Hidráulico, Javier Sanroman; el jefe de la sección de Biodiversidad y Medio Natural de Lérida de la Generalitat, Xavier Marco; además de técnicos de la empresa PRAMES, encargada de la redacción del proyecto.