MEDIO AMBIENTE

La planta de purines de Capella podría entrar en funcionamiento en 2021

Debería haber estado finalizada en 2011 pero, por diferentes problemas, las obras no concluyeron hasta hace apenas dos años

Capella. Planta purines
Planta de tratamiento de purines de Capella

En el segundo trimestre de 2021 podría comenzar a funcionar la planta de tratamiento de purines de Capella cuya puesta en marcha, explotación y conservación adjudicó en julio de 2019, el Instituto Aragonés de Agua, a la empresa Griño Ecologic S.A, por un período inicial de 20 años. La empresa dispone de un plazo máximo de 18 meses para el inicio de la actividad.

Ángela Sarriera, alcaldesa de Capella

Fue en el año 2009 cuando se firmó el convenio entre Medio Ambiente de GA y el Ayuntamiento de Capella para que, el municipio, contara en 2011 con una planta de tratamiento de purines que diera solución a los problemas ambientales que podía acarrear la generación de grandes cantidades de estiércol, con el potencial contaminante sobre los recursos hídricos y suelos, así como las emisiones a la atmósfera.

Con el paso de los años el proyecto sufrió retrasos y modificaciones e incluso dos paralizaciones de obras, hasta que se finalizó entre 2017 y 2018. Posteriormente, el consistorio cedió la gestión de la planta al Gobierno de Aragón y, por último, se adjudicó la concesión de la misma.

La edil explicaba que hay gran interés por parte de todos, empresa, ganaderos y vecinos, de que la planta funcione porque Capella es un pueblo ganadero, que cuenta con varias granjas, legales y autorizadas, pero que no escapa a los problemas que, en alguna ocasión, ha generado el purín.

Ángela Sarriera, alcaldesa de Capella

La planta combina el tratamiento biológico y digestión anaerobia de purín, con una capacidad de tratamiento de 60.000 m³/año.