FIESTAS

La Plaza Mayor de Graus volvió a completar su aforo con La Mojiganga

La Mojiganga repasó en clave de humor temas locales pero también algunos asuntos destacados de la actualidad nacional

Fiestas Graus 18. Dia 13 Mojiganga
La plaza Mayopr de Graus volvió a llenarse para seguir La Mojiganga

Este jueves, a las 22 horas no quedaba sitio ni en las gradas ni en las sillas instaladas en la plaza Mayor y es que, un año más, la representación de La Mojiganga, volvió a despertar gran interés entre los grausinos. El singular espectáculo satírico-burlesco volvió a repasar, en clave de humor, lo acaecido en el último año en el municipio pero también los caminos que ha seguido, en los últimos meses, la actualidad.

El conejo blanco o conejo de la suerte, daba la bienvenida al público al país de la ilusión, al de nunca jamás en una edición presidida por los reyes de la magia y de los sueños, Melchorizo de Melsa, Gasparenelesparro todo es empezar y Basaltar la verja de Melilla.

En la corte no faltaban personajes como las Encantarias de la Basa de la Mora, Enhada Colau y La Magia de Huesca, las Bruixas de Laspauls, la Bruja del Oeste del Mago de Oz, , Alicia la de la Librería, el calvo de la Lotería con Doña Manolita, Puigdemont de la Puebla del Mon, Franco, o Sanchez, Iglesias y Rivera acompañados por Lagüens.

Los reyes escuchaban las ‘cuitas’ que les narraban sus vasallos donde no faltaron referencias a vecinos, autoridades y hechos acontecidos en la villa. SE habló de la fiesta de la longaniza, el fantasma de la Mojiganga pasado recordó a las autoridades municipales aquellos temas que todavía no se han solucionado, de la exhumación de Franco o de los lazos amarillos.

El carácter transgresor de La Mojiganga provocó interrupciones de este espectáculo satírico-burlesco entre 1809 y 1813, por la invasión francesa, entre 1834 y 1838 como consecuencia de las malas cosechas y el hambre y la más prolongada desde el gobierno de Primo de Rivera hasta su restauración en 1979. En el desfile que precede a la representación todavía se conservan elementos de su origen medieval como el estafermo y la tarasca, móviles molestos que despejaban el paso de la corte de La Mojiganga.

Comentarios