GRAUS

Las danzantas infantiles se incorporan al baile de espadas

Los problemas para encontrar niños han dado acceso a las niñas, algo que el Grupo de Dances quiere regular y oficializar

Graus. Fiestas 18. Dances infantiles
Este domingo, entre los 22 danzantes infantiles de espadas, habrá cuatro danzantas

Valentín Trell, miembro de la junta directiva explicaba que, este año, ha habido problemas de falta de danzantes infantiles. De hecho, pocos días antes de finalizar los ensayos, el baile de espadas estaba incompleto. La junta del Grupo consultó a los socios y, antes de dejarse de bailar y de romper la ilusión de los niños, se decidió cubrir los cuatro puestos que faltaban con danzantas infantiles. Son danzantas de primer año y estarán repartidas por las cuadernas.

Aunque el primer acto oficial del Grupo de Dances y Albadas de Graus en las fiestas tenga como escenario el puente de abajo con la espera de la gaita es la plaza Mayor, el espacio, en el que los días 13 y 14, arrancan el aplauso del público que asiste emocionado a la ejecución de los dances. El domingo 15 será el turno de los dances infantiles que presentan las principales novedades.

valentín Trell, del Grupo de Dances y Albadas de Graus

Aunque, este año, decía, ha sido un cambio ‘forzado’ era una cuestión que la junta directiva ya había puesto sobre la mesa y a la que se dará continuidad

Este año, haY bastantes caras nuevas, no entre los danzantes adultos, donde hay un buen grupo, pero si entre los infantiles, cuyas edades oscilan entre los 6 y los 14 años. En cuanto a las danzantas, se mantiene la estructura de tres bailes en dos años.

Los dances de Graus se dividen en dos bailes, el de espadas y el de cintas. Al son de la gaita, el baile de las espadas tiene una estructura que consta de tres fragmentos musicales diferentes, conocidos como La Cardelina, Taninaná y La Culebreta. Lo bailan cinco cuadernas, que suman veinte danzantes, y dos repatanes. Vestidos con diferentes atuendos, el más llamativo es el utilizado por la cuaderna de en medio, cuyos danzantes portan trajes de volantes, dos en color azul celeste y dos en rosa pastel, con pomposos encajes, medias, guantes, collares y sombreros floreados.

El baile de las cintas tiene una forma más moderna que el anterior, por cuanto su música es la de una polca introducida en la tradición grausina en la segunda mitad del siglo XIX, y que se interpreta con orquesta. Antes de ella, la polca vieja era interpretada con gaita. En el baile, los danzantes bailan cogidos a unas cintas alrededor del mayo, un palo adornado con cintas y flores, y que también tuvo un componente de celebración de la fertilidad. Anteriormente era únicamente bailado por hombres, hasta que a finales de los cuarenta del siglo XX se introdujeron las parejas mixtas, y se ampliaron de cuatro a ocho, todos ellos ataviados con el traje baturro de Graus. Además del baile en torno al palo, otras mudanzas incluyen un paseo por parejas con saludo, un pasamanos y un baile con aro.

El Grupo de Dances y Albadas también es el que se encarga de las albadas que suenan tanto la tarde del día 12 como la madrugada del 14 al 15.


Comentarios