BENABARRE

Las jornadas de "Los amigos del azafrán d'Estaña" cumplen tres ediciones

Se celebran el sábado 30 de octubre e incluyen visita a una plantación y miniferia con degustación y venta de productos

Benabarre. Azafrán de Estaña
La recolección, que se realiza de manera artesana, comenzará en 15 días y la producción estará entre 600-700 gramos 

El próximo sábado 30 de octubre, la plaza Mayor de Estaña, en el municipio de Benabarre, acogerá la tercera edición del encuentro de ‘Los amigos del azafrán d’Estaña’ que organiza Daniel Graus en colaboración con el Ayuntamiento. En esta ocasión, además de una minifira se han organizado otras actividades para dar a conocer el azafrán y sus posibilidades culinarias.

Esta actividad, que tiene una periodicidad bianual, y reúne a productores y consumidores, con objeto de darles a conocer la calidad de los productos que se elaboran con azafrán y el trabajo que desarrollan artesanos como Grau.

El encuentro, que se desarrolla en colaboración con el movimiento Slow Food, será en la plaza de Estaña para, a las 9h, visitar un campo de azafrán y conocer el proceso, a las 11h, se ha programado una visita guiada a las lagunas de Estaña con Amigos del Parque Geológico y Minero de Litera-Ribagorza y a partir de las 16h estará abierta una pequeña Fira del Azafrán con degustación y venta de productos elaborados con azafrán como longaniza, queso, pan o mermelada. Además durante el fin de semana los restaurantes de Benabarre ofrecerán menús cocinados con el ‘oro rojo’.

Daniel Grau, productor de azafrán de Estaña


Daniel Grau recuperó hace más de una década el cultivo de azafrán en Benabarre donde hay constancia de la existencia de plantaciones ya en el siglo XVII aunque dejó de cultivarse porque la rentabilidad era muy baja en comparación con el esfuerzo que requería. En la actualidad, se pueden encontrar pequeñas plantaciones no sólo en Benabarre sino también en Estopiñán del Castillo aunque el terreno que se dedica a este cultivo ni tan siquiera a 1 hectárea.

Grau explicaba que se trata de un cultivo muy costoso porque todo el trabajo es artesano ya que apenas se emplean elementos mecánicos, y difícil de vender por la competencia que hay aunque el azafrán de Estaña es, añadía, de primera calidad.

La campaña de recolección comenzará en unos 10-15 días, algo más retrasada que otros años debido a la climatología y la producción estará entorno a 600-700 gramos primando la calidad por encima de la cantidad. El gramo de azafrán de Estaña se vende a 20 euros y, con eso, dice este productor, es suficiente para hacer una comida para 60 personas. El azafrán de Estaña se vende en la zona y, buena parte de la producción se exporta a Francia.

No se puede competir con la producción de Irán o Marruecos pero, concluye Graus, tenemos que aprender a valorar lo que se produce en Aragón.