SOCIEDAD

Las mujeres viudas exigen en Barbastro que la pensión se equipare al salario mínimo interprofesional

Denuncian que el 90% de las pensiones de viudedad son de 639 euros, por debajo del umbral de la pobreza

Asamblea Regional de Mujeres Viudas
La Asamblea Regional de Mujeres Viudas se celebraba en Barbastro

La Asamblea Regional de Mujeres Viudas de Aragón se celebraba este domingo en Barbastro, organizada por la Asociación de Mujeres Viudas de la ciudad del Vero con la asistencia de más de 200 mujeres procedentes de 14 asociaciones de toda la comunidad autónoma.

El objetivo de esta cita era vivir un momento de “confraternización” y realizar un balance del año pasado y preparar las próximas actividades.

María Dolores Pueyo, presidenta de la Federación de Asociaciones de Mujeres Viudas de Aragón y también presidenta de la Asociación de Mujeres Viudas de Barbastro, explicaba que los objetivos de la asociación son “la unión de todas las mujeres viudas, asociadas o no, y la reivindicación de unas pensiones dignas, porque las pensiones de viudedad están por debajo del umbral de la pobreza”.

Pueyo insistía en que muchas mujeres viudas viven “bajo el umbral de la pobreza”, con pensiones de 300 y 400 euros. “Entre el 85% y 90% de las pensiones de viudedad son de tan solo 639 euros”, recalca Pueyo, que reivindica la equiparación de las pensiones de viudedad al salario mínimo interprofesional.

ENTRA CORTE VIUDAS 2018 2 (FTP)

Las asociaciones de mujeres viudas nacieron en España en la década de los 60, para visibilizar a las mujeres y reivindicar sus derechos en un momento en el que “morían en vida si morían sus maridos y no eran tratadas como personas, sino como títeres”. La mayor transformación y el mayor logro de estas asociaciones, afirmaba María Dolores Pueyo, es que “ya no hay que luchar por eso: el trabajo de las asociaciones y el paso de los años ha logrado visibilizar a las mujeres viudas y dotarlas de derechos”.

ENTRA CORTE VIUDAS 2018 4 (FTP)

Las actividades celebradas en la ciudad del Vero eran, además de la asamblea, misa, comida de hermandad y visita al casco histórico de la ciudad y al Museo Diocesano Barbastro-Monzón.

Comentarios