tradiciones

"Las pastoradas aragonesas de Yebra de Basa en el siglo XIX", nueva publicación de Óscar Latas

Recopila el mayor archivo de pastoradas aragonesas, de gran importancia para estudiar este género teatral y la degradación de la lengua aragonesa

«Las pastoradas aragonesas de Yebra de Basa en el siglo XIX» de Óscar Latas, nueva publicación de Amigos de Serrablo
«Las pastoradas aragonesas de Yebra de Basa en el siglo XIX» de Óscar Latas, nueva publicación de Amigos de Serrablo

La asociación Amigos de Serrablo acaba de publicar un libro del investigador serrablés Óscar Latas sobre las pastoradas de Yebra de Basa, en honor a Santa Orosia, en el siglo XIX. Estas composiciones teatrales aragonesas se documentan, al menos, desde 1814 hasta nuestros días. Todo este legado conforma, sin duda, el mayor archivo de pastoradas aragonesas conservado y es de gran importancia para poder estudiar tanto la evolución de este género teatral aragonés, como la degradación de la lengua aragonesa en las versiones que se iban copiando anualmente.
Óscar Latas presenta en trascripción paleográfica diez pastoradas del XIX y catorce documentos parciales referidos a este dance, en especial, los dichos de los mozos, además de un orden de las mudanzas y dichos.

El descubrimiento y primer estudio del dance de Yebra y sus dichos en verso corresponde a los años 1988 y 1991, cuando Enrique Satué Oliván, quien firma el prólogo del libro, publicó su tesina y su tesis doctoral bajo los títulos de “Las romerías de Santa Orosia y Religiosidad popular y romerías en el Pirineo”.

En 2017 la DGA declaró BIC inmaterial a las Romerías, Ritos y Tradiciones en torno a Santa Orosia en el Alto Aragón.

En el archivo de Amigos de Serrablo en Sabiñánigo se encuentran inéditos varios pliegos fotocopiados de pastoradas. El traslado de la sede social en 2018 y la nueva organización y catalogación de sus fondos bibliográficos permitieron a Óscar Latas su localización. En concreto se trata de unos 150 pliegos fotocopiados datados con fechas extremas de 1814 y 1933.

Un documento excepcional de la evolución del aragonés
La carencia de textos en aragonés del siglo XIX hace que las pastoradas sean testimonios muy valiosos para caracterizar el aragonés en la primera mitad del siglo XIX. Formas propias del aragonés como bian, tiampo, lucás, biyer, reyirá, antulla, consello, fablo, cuan, sapes, querito o pasato se sustituirán luego en las mismas pastoradas de Yebra por las castellanizadas bien, tiempo, pueblos, ver, reirá, antoja, consejo, hablo, cuando, sabes, querido o pasau. De esta manera, ya a finales del siglo XIX, se produce una profunda castellanización en las obras. Dicho modelo de lengua pertenece, sin duda, como podrá comprobarse en los textos, al aragonés central, que se habla, hoy residualmente, en toda la comarca Alto Gállego.

El libro de 310 páginas y más de mil notas al pie, ha sido publicado por Amigos de Serrablo con la colaboración de Rolde O Caxico y puede encontrarse en algunas librerías de la zona, en la propia asociación serrablesa y en el MUDDI, el Museo de dibujo Julio Gavín Castillo de Larrés.