sociedad

Las personas con discapacidad podrán tomar sus propias decisiones con apoyo tutelar, "un hito para nosotros"

Entra en vigor el Código Civil reformado, que dota de mayor autonomía al discapacitado y da prioridad a la curatela

Imagen del voluntariado tutelar de Valentia
Imagen del voluntariado tutelar de Valentia

La nueva modificación del Código Civil, que ha entrado en vigor este viernes, permite que las personas con discapacidad puedan tomar sus propias decisiones, con el apoyo de las fundaciones tutelares -que pueden ser familiares o entidades-. Un día que se marca en el calendario para este colectivo, porque, como explicaba Gema Laplana, responsable de Valentia Tutelar, "podrán decidir dónde quieren vivir, qué quieren hacer en el día a día… Eso siempre pasaba por las manos de un juez".

Laplana explicaba que "cuando el juez establecía la incapacidad de una persona, en la mayoría de los casos sustituía totalmente la voluntad de la persona para el total de los aspectos de su vida. Desde hoy la ley sitúa a la persona con discapacidad en el centro de su vidas".

Desde la entidad en Huesca aplauden esta nueva ley que pone fin a la incapacitación judicial, a la sustitución en la toma de decisiones, y a figuras como la tutela para los mayores de edad o la patria potestad prorrogada. Llevan trabajando meses para que los usuarios "se hagan a la idea, y nos iremos adaptando a este nuevo escenario", añadía Laplana.

El juez especificará los aspectos concretos en los que la persona con discapacidad necesita asistencia o apoyo, y se dará prioridad a la curatelas, los guardadores de hecho o el defensor judicial. Además, la Ley establece un periodo de adaptación para las actuales tutelas.