servicios sociales

Las pymes del sector de los servicios sociales genera más de 1.800 empleos directos en Aragón


ARADE, la Asociación Aragonesa para la Dependencia que engloba entidades privadas de atención a las personas mayores, celebraba su asamblea anual

ARADE Asociación aragonesa para la dependencia
El oscense Santiago Cosculluela, presidente de ARADE, a la derecha, en el transcurso de la Asamblea

Los 72 centros asociados de ARADE, la Asociación Aragonesa para la Dependencia, ya suponen más de 1.800 puestos de trabajo directos y unos 4.000 indirectos, el 95% empleo femenino. Estos son algunos de los datos que se daban a conocer este viernes en la Asamblea Anual que celebraba la asociación, en la que se ponían de manifiesto los avances realizados gracias al trabajo conjunto de estas entidades.

La gerente de ARADE, Paquita Morata, resaltaba que el papel de las pymes del sector de los servicios sociales es vital por su importancia social y económica, y por el gran papel vertebrador que tienen en el territorio. Añadía que estas entidades son necesarias para cubrir las necesidades reales de una población como la de Aragón, cada vez más envejecida. Y además, subrayaba cómo se están viendo los beneficios del trabajo conjunto para mejorar la calidad de vida y los servicios que prestan a las personas mayores.

ARADE es la principal asociación de centros privados de Aragón que dan servicio a personas mayores, y es una referencia tanto por su representación numérica como por la calidad del servicio de sus asociados. Entre ellos se encuentran empresas de Ayuda a domicilio, Centros de Día y Residencias para la Tercera Edad, que en la actualidad suponen un total de 4.830 plazas, 1.151 de ellas de estancia diurna y 3.679 residenciales.

El oscense Santiago Cosculluela presidía la asamblea de ARADE junto con José Antonio Jiménez, Secretario General Técnico de la Consejería de Ciudadanía y Derechos Sociales, y Paquita Morata, gerente de ARADE.

Las empresas de servicios sociales son pequeños motores generadores de riqueza que se queda en el territorio, ya que además del empleo estable que generan, necesitan de una gran cantidad de proveedores de diversos sectores, desde alimentación, menaje, limpieza, seguros, servicios médicos, servicios jurídicos, mobiliario, transporte o energía, entre otros.

En la sesión se volvía a subrayar la importancia de la convivencia y la cooperación de las entidades privadas con las públicas, y de su papel para cubrir las necesidades reales de Aragón ante su envejecimiento poblacional.

ARADE mantiene un protocolo de colaboración con el IASS gracias al cual, personas en situación de dependencia pueden acceder a una prestación económica extraordinaria vinculada a un centro de día o de noche, lo que supone un nuevo recurso que aporta más autonomía, formación y calidad de vida a personas en situaciones desfavorecidas y a sus familiares.

Comentarios