universidad

Las tasas universitarias se reducirán hasta un 9% y cada estudiante se ahorrará de media 170 euros

Tampoco se incrementará el coste de la matrícula de asignaturas suspendidas este curso, de forma que ningún alumno tendrá que pagar de más 

El rector de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Mayoral y la consejera de Ciencia y Universidad, Maru Díaz
El rector de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Mayoral y la consejera de Ciencia y Universidad, Maru Díaz

Estudiar un grado en la Universidad de Zaragoza será mucho más asequible el próximo curso. Así lo ha acordado el Gobierno de Aragón junto a la institución académica, que se concretará en un próximo decreto de precios públicos, para reducir las tasas en primeras matrículas hasta un 9%, con el objetivo de retrotraer los precios a niveles de 2011-2012.

Además, también se rebajará hasta un 6,5% las tasas de las segundas matrículas en el caso de las carreras de mayor experimentalidad. Ambas reducciones supondrán una inversión de 1,1 millones de euros, que beneficiará directamente a los 26.459 estudiantes de grado de la Universidad de Zaragoza.

Tampoco se incrementaráel coste de la matrícula de asignaturas suspendidas este curso, de manera que ningún alumno tendrá que pagar más por aquellas asignaturas que no haya superado a lo largo del curso que acaba de finalizar. Esto es, si por ejemplo un alumno no ha aprobado una asignatura en la que se había matriculado por primera vez, se entenderá que no corre convocatoria y no deberá pagar esos créditos como segunda matrícula, sino como primera. El coste total de esta medida se estima en torno a 3,1 millones de euros.

Cada estudiante de grado de la Universidad de Zaragoza se ahorrará de media 173,17 euros, lo que supone un ahorro superior al 13%. Con objeto de evitar que la institución académica tenga problemas de financiación, la inversión que suponen estas medidas se compensará mediante la correspondiente financiación pública.

Asimismo, a la hora de fijar los precios públicos se ha tenido en cuenta el importante impacto social causado por la pandemia de la Covid19, cuyos efectos económicos se han traducido en una disminución de ingresos para muchas familias. Por eso, se ha acordado la exención total del pago de precios públicos para aquellos perceptores del ingreso mínimo vital entre los meses de junio y diciembre, y que no hayan podido beneficiarse de las becas del Ministerio por superar los umbrales de renta y patrimonio.

También se reforzará el sistema de becas, añadiendo un programa específico para ayudar a quienes se han visto más afectados por la crisis generada por la pandemia y evitar así que haya una generación que no pueda empezar sus estudios por culpa de esta situación extraordinaria.

Comentarios