MEDIO AMBIENTE

Llamamiento para prestar atención a la presencia de piquituertos en el acceso a Llanos del Hospital

Este invierno varios ejemplares han resultado atropellados mientras se encontraban en los lados de la carretera picando sal

Benasque. Piquituertos
Se han rescatado varios ejemplares, algunos muertos y otros heridos que se han trasladado al centro de La Alfranca 

Tanto desde el parque Posets Maladeta como por parte de un grupo de vecinos del valle de Benasque se está alertando, en las últimas semanas, acerca de la presencia de piquituertos en la carretera que va desde el parquin del vado hasta Llanos del Hospital, puesto que, algunas de estas aves han muerto o han resultado heridas mientras picaban sal en la carretera, al ser atropelladas por los vehículos que transitan por este tramo.

Néstor Bolívar, técnico de Sarga del parque Posets Maladeta, explica que hace varias semanas que se colocaron unos carteles, que se van a reforzar, en los que se alerta al conductor de la presencia de estas aves para que se respete el límite de velocidad de 30kms/h que existe en ese tramo de la carretera.

Néstor Bolívar

Bolívar añadía que el color del plumaje de estos pájaros hace que también, en ocasiones, sea complicado para los conductores identificarlos porque en el caso de los machos son colores rojizos, verdosos si se trata de hembras o de colores apagados en los ejemplares más jóvenes, por eso, apela a la sensibilidad de los automovilistas para respetar el límite de velocidad y a prestar atención a la posible presencia de estas pequeñas aves en los lados de la carretera.

Además de sustituir la actual señalización por unos carteles más grandes también, por parte del servicio provincial de medio ambiente, se va a tratar de ofrecer, a estas aves, otros lugares donde puedan seguir picando sal pero lejos de la carretera.

Benasque. Piquituertos 2
La seña de identidad de los piquituertos es su pico, desviado y cruzado en la parte delantera 

Los piquituertos son unos pájaros muy parecidos a los gorriones. Lo que les identifica es su pico en forma de pinza que les permite alimentarse de las semillas de los abetos y pinos negros.

Aunque a nivel nacional están catalogados como aves de especial interés, en Aragón ni se trata de una especie en peligro de extinción ni amenazada pero sí que, al estar en un espacio protegido como es el parque natural Posets Maladeta, existe la obligación de velar por su perfecto estado de conservación.