primer viernes de mayo

Los balcones de Jaca llaman a una celebración doméstica del Primer Viernes de Mayo

Aunque las concentraciones públicas están suspendidas, los jaqueses cantarán al unísono el Himno desde sus casas y balcones

cubre balcones Primer Viernes Mayo
Cientos de jaqueses han conseguido los cubrebalcones, que se han agotado

“Desde casa, pero con el corazón en la calle”. Este es el lema con el que la Hermandad del Primer Viernes de Mayo llama a participar en una fiesta que este año va a ser muy diferente. No habrá almuerzos con amigos, no habrá desfile, tampoco actos multitudinarios ni entrada triunfal del Conde Aznar a la ciudad. La situación de alerta sanitaria no lo permite, pero el sentimiento que los jaqueses tienen por esta fiesta no desaparece y se emplaza a todos ellos a cantar el himno al unísono escuchándolo desde las radios locales. La cita es a las 13’50 horas. Radio Jaca emitirá una programación especial desde las 12’30 horas y acabará con el canto del himno que dice “Jaca libre sabe vivir a la sombra del Monte Oroel”. (92.3 fm o a través de internet en www.radiohuesca.com)

Este año iba a ser el primero que se celebrase el Primer Viernes de Mayo como Fiesta de Interés Turístico Nacional, un reconocimiento que otorgó el pasado mes de marzo la Secretaría de Estado de Turismo. Esta celebración tendrá que esperar a 2021.

Para este viernes, 1 de mayo, cada familia lo vivirá en su casa. Muchos han engalanado sus balcones con el escudo del Primer Viernes de Mayo, cuya venta solidaria se ha agotado tras recaudar 4000 euros. Algunos prepararán el almuerzo que tenían pensado para disfrutar al aire libre, pero lo harán acompañados de familiares. Las videollamadas y las redes sociales serán otra herramienta para felicitarse por la victoria que rememora esta fiesta. 

Una celebración de la Batalla de la Victoria
El Primer Viernes de Mayo en Jaca conmemora la Batalla de la Victoria, que según la leyenda tuvo lugar en el año 760. Se conmemora por tanto este año el 1260 aniversario de esta Batalla de la Victoria por la que los jacetanos vencieron a los moros que pretendían invadir la ciudad. Así cuenta la leyenda, y lejos de cuestionar hasta qué punto se acerca o no con fidelidad a la realidad histórica, es un momento de enorme unión de los jacetanos.

La fiesta conmemora la gesta de sus antepasados desde hace varios siglos. En el s. X se levanta la Ermita a la que se acude en romería, pero no fue hasta la década de los 80 cuando Lorenzo Echeto, que en aquel momento era concejal del Ayuntamiento, decidió dar mayor esplendor a esta fiesta y creó la Hermandad del Primer Viernes de Mayo. Gracias a ese trabajo la fiesta es lo que es a día de hoy. Más de un millar de jaqueses desfilan cada Primer Viernes de Mayo ataviados con sus trajes en alguna de las escuadras: Labradores y Labradoras, Artesanos y Artesanas, la Escuadra de la Caballería y el Cortejo Histórico y el del Conde. Los Labradores portan esos impresionantes sombreros florales. Las flores hablan de la exaltación de la primavera y un momento de explosión de color en la tierra. Las escuadras de Artesanos se reconocen por el pañuelo y el sombrero de sástago de los hombres y el huso y la rueca de las mujeres.

Comentarios