sociedad

Los fabricantes de piscinas, desbordados por la gran demanda de cara al verano

Los expertos advierten que no se pueden instalar piscinas de una dimensión significativa en terrazas o azoteas, porque se puede hundir el suelo

Imagen genérica de una piscina
Una piscina se desborda en una azotea de Huesca al no soportar más peso del que podía

Llega el buen tiempo a un 2020 en el que al menos hasta julio no abrirán las piscinas municipales en Aragón. Un reclamo de cara al verano que disfrutan muchos usuarios y que, en vistas de que es posible que no se abran en toda la temporada, muchos han optado por hacerse con una piscina propia. Sus fabricantes y distribuidores aseguran estar desbordados por la alta demanda, que ha provocado que se agoten las existencias. Ramón Sampietro, de Talleres Sampietro, argumenta que no podrán vender piscinas hasta, como mínimo, dentro de 20 o 25 días.

SAMPIETRO 1 PISCINAS 26 0.49 al 1.05

Los que cuentan con jardín lo tienen más fácil para montarse una piscina de varios metros de longitud y profundidad. Los que no, están optando por comprar en un formato más pequeño. Es lo más recomendable, ya que los expertos advierten de que los suelos de azoteas y terrazas podrían no aguantar el peso del agua e incluso llegar a hundirse. "No significa que vaya a pasar", añade Ángel Cabellud, del Colegio de Aparejadores de Huesca, aunque es "mejor no jugársela", no solo porque se pueda hundir la estructura del techo, sino porque también se puede rasgar la tela asfáltica de la piscina.

CABELLO 1 PISCINAS 26 6.54 al 7.31

wer

Se estima que, un forjado de piscina normal soporta, por cada metro cuadrado, hasta 200 kilos de carga, a los que se le añaden 80 kilos de margen. Aún así, recomiendan consultar al arquitecto o técnico de la obra para conocer qué peso aguantaría la estructura y ahorrarse algún que otro disgusto más este verano.

Comentarios