FIESTAS

Los gigantes de Barbastro recuperan su juventud

La restauradora María Maza y otros colectivos han trabajado durante meses para renovar la imagen y estructura de Petronila, Ramón, Isabel y Fernando

Presentación de los gigantes de Barbastro restaurados

Haciendo lo que mejor saben, bailar, se han presentado los cuatro gigantes del Ayuntamiento de Barbastro tras la reciente restauración a la que se han sometido. Ahora lucen mucho más elegantes, y están listos para entretener a los niños durante las fiestas de Barbastro. Petronila, Ramón, Fernando e Isabel han estado arropados por decenas de chavales en su puesta de largo, que han escuchado muy atentos el cuento ‘Ramón y Petronila’, teatralizado por Pedro Ríos, miembro de La Melinguera Teatro.

Al son de la música de los Gaiters do Semontano de Balbastro, los cuatro gigantes han partido de la plaza del Mercado para llegar a la del ayuntamiento, donde los esperaban el alcalde, Antonio Cosculluela, y el concejal de Fiestas, Fran Blázquez. Allí, han pasado un rato con los niños y con la artífice de su restauración, la artista barbastrense María Maza, cuya labor ha consistido en volver a un estadio anterior a la última restauración, recomponiendo las cabezas con los mismos materiales que se utilizaron en su construcción, papel, cartón y cola, además de una potente actuación en la estructura para portear los propios gigantes.

Además, Ramón Berenguer IV y Petronila de Aragón e Isabel y Fernando, los Reyes Católicos, también han pasado por las manos de la peluquera real, Isabel Soler; las modistas reales, la Asociación de Viudas de Barbastro; y los orfebres reales, Estela Valero y José Gea. Todos ellos, de forma altruista, han contribuido a que a partir de ahora los gigantes luzcan más elegantes.

El alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela, y el concejal de Fiestas, Fran Blázquez, destacaban “el buen resultado de la restauración”, después de que los gigantes y gigantas hayan hecho disfrutar a los más pequeños durante décadas. El Ayuntamiento de Barbastro ha invertido 3.000 euros en esta restauración.

COSCU Y FRAN GIGANTES

La restauradora, María Maza, destacaba que su principal trabajo se ha centrado en las estructuras, que presentaban importantes problemas. Por otro lado, señalaba la “responsabilidad” de actuar sobre un emblema de las fiestas de Barbastro como son los gigantes. “Al final, estoy bastante satisfecha con el resultado”, afirmaba.

Los niños asistentes a la presentación en sociedad de los rejuvenecidos gigantes han disfrutado del cuentacuentos y se han llevado a casa, en forma de díptico, un breve recorrido por la historia de la comparsa barbastrense, firmado por el historiador Luis Arcarazo, y el cuento ‘Ramón y Petronila’.

Ahora, con su nuevo aspecto, volverán a hacer disfrutar a los niños acompañados por los cabezudos, en una gran comparsa que cada mañana de las fiestas en honor de la Natividad de Nuestra Señora recorre las calles de la ciudad al ritmo de la música de las charangas.

La Comparsa de Gigantes y Cabezudos del Ayuntamiento de Barbastro está formada por las dos parejas de gigantes, los cinco cabezudos de comparsa (Popeye, Drácula, Verrugón, Napoleón y Barbastro), un caballo kiliki y 46 cabezudos, que también fueron restaurados hace pocos años por Gonzalo Hernández. A esta comitiva se unen cada mañana festiva otro medio centenar de cabezudos particulares creados por padres y niños, formando una gran familia festiva.

Comentarios