PANILLO

Los lamas de Panillo reciben el Año 2146 con deseos de paz y felicidad

El Día del Losar se celebraba este martes 

Dag Shang Kagyu 2019
La ceremonia del humo blanco volvía a congregar a mucha gente

En el templo budista Dag Shang Kagyu de Panillo, este martes, se daba la bienvenida al Año 2146 del Cerdo Femenino de Tierra que según lo que marca la astrología se prevé que sea estable, tranquilo y suave aunque, añadía Isabel Alcántara, presidenta del templo, cómo lo viva cada uno será lo que determine cómo será el año.

Isabel Alcántara, presidenta del templo

Las celebraciones que se desarrollaban a lo largo de la semana incluían rituales protectores y plegarias a los maestros a cuyo linaje pertenece el templo grausino. El martes se iniciaba con el intercambio de catas, como buenos augurios, desayuno tibetano y el ritual de Guru Rimpoche. La más vistosa de todas las celebraciones tenía lugar en el exterior del templo, el ritual de fuego, de purificación y ofrecimiento al universo, con sustancias puras como el humo blanco o la harina, y los cantos y plegarias interpretados por los lamas. A pesar de ser día laborable, la celebración del Losar volvía a reunir a muchos turistas, curiosos o simpatizantes del budismo. La ceremonia se desarrollaba sin grandes novedades, los únicos cambios eran que los lamas se colocaban de espaldas al templo y que la hoguera era más vertical que otros años.

Dag Shang Kagyu 19 2
Celebración del Día del Losar en el templo de Panillo
Momento de la celebración del año nuevo Tibetano en el monasterio de Panillo

Antes de continuar la celebración en el interior del templo con el ofrecimiento de comida bendecida, el lama Drubgyu, se dirigía, a los asistentes para pedir, un año más, paz. La presidenta del templo, Isabel Alcántara, deseaba que ’cada día seamos más felices y hagamos más felices a los demás’.

El alcalde de Graus, José Antonio Lagüens, decía que participaba, un año más encantado en la celebración, en un entorno añadía que da ‘paz, sosiego o consuelo’ gracias, indicaba, al paraje espectacular en el que se enclava el templo y la alegría que transmiten los lamas. Por su parte, la presidenta comarcal, Lourdes Pena, se refería también a la importancia que para el territorio tiene Dag Shang Kagyu como reclamo turístico y espiritual.

El párroco de Graus, Nacho Cardona invitaba a los asistentes a ser más y mejores, a crecer y a vivir la espiritualidad, ser mejores personas y más humanos y confraternizar.

Hace más de 30 años que los lamas llegaron a la Ribagorza, y de este centro, dependen otros 10 ubicados en distintas ciudades españolas. En la actualidad, en el tempo residen los cuatro lamas orientales y occidentales.

Por lo que respecta al proyecto del albergue continúa avanzando, de hecho, está a punto de concluir el recubrimiento de las paredes exteriores y lo siguiente serán los cerramientos. Cabe recordar que se trata de un edificio 40 habitaciones y una sala para realizar actividades.

Comentarios