sociedad 

Los mayores podrán salir de las residencias para estar con sus familias 

Cuando regresen a sus centros deberán guardar un periodo de diez días de aislamiento, aunque podrán ser visitados durante el mismo.

La vida interior de la residencia Sagrada Familia: preservar la salud y al diversión
La vida interior de la residencia Sagrada Familia: preservar la salud y al diversión

Los centros de Servicios Sociales de Aragón siguen dando pasos para adaptarse a “la nueva normalidad”.  El Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales ha publicado una nueva orden que recopila varias medidas como la apertura progresiva de los hogares a sus usuarios y la salida de los mayores que viven en residencias a casa de sus familiares; eso sí, para evitar trasiegos y riesgos, estas últimas deberán ser por un periodo mínimo de un mes. En el caso de las personas con discapacidad las salidas serán de 15 días.

Dentro de las medidas para los mayores que pasen el periodo estival con sus familias tendrán que ser usuarios sin síntomas y que no hayan tenido contacto estrecho con personas sospechosas de tener la enfermedad. Además a su vuelta al centro tendrán que pasar un periodo de aislamiento. 

Con la entrada en vigor de esta norma, se autoriza la apertura a los usuarios de los centros de día (que desde hace un par de semanas ya podían retomar su actividad) y de los hogares de mayores, que hasta ahora estaban ofreciendo –previa petición de cita- determinados servicios a sus usuarios. A partir de ahora, pueden empezar a recibirles e incluso ofrecer el servicio de comedor con condiciones muy estrictas de seguridad, que pasan por la limitación del aforo (por lo que se establecerán franjas de uso), el respeto a una distancia interpersonal de dos metros y las medidas generalizadas de uso de mascarilla, higiene de manos, ventilación y limpieza.

Dos visitantes y más tiempo de paseo
Precisamente sobre el régimen de visitas se establecen otras dos novedades: se permiten a los nuevos residentes que estén cumpliendo su periodo de aislamiento y se amplía a dos el número de visitantes. Del mismo modo, se amplía a dos el número de acompañantes en el proceso de morir. Además, la orden hace referencia a la flexibilización del régimen de paseos de las personas que viven en residencias, la eliminación de franjas horarias para disfrutar de ellas, así como su duración y acompañamiento. Para ello, deberán dejar constancia de su responsabilidad a la hora de cumplir con las medidas de seguridad preceptivas.

Regulación de las intervenciones
Otra de las cuestiones que con texto publicado hoy queda regulada es la intervención de los centros, en caso de que sea necesario para ordenar la reubicación, aislamiento de residentes y traslados si fueran necesarios, apoyar puntualmente a los centros y atribuir a un empleado público la dirección del centro si así lo requieren las circunstancias. Con esta serie de medidas se avanza en el nuevo periodo de normalidad de los centros sociales de Aragón tras la pandemia, que ha obligado al cierre de muchos de ellos o ha restringido la afluencia, en otros.

Comentarios