GRAUS

Los retos de la truficultura a debate en Graus

Las jornadas de la asociación AIDA reúnen a una treintena de personas relacionadas con el sector

Graus. AIDA Trufa
Momento de la inauguración

La Asociación Interprofesional para el Desarrollo Agrario celebra en Graus, con el apoyo del CITAy la colaboración de la Asociación de Recolectores y Cultivadores de Trufa de Aragón, las jornadas de estudio de Producción Vegetal que, en esta edición, están dedicadas a la trufa, concretamente a ‘Retos en la truficultura’. Reúnen a una treintena de profesionales del sector entre investigadores, productores, consultorías o comercializadores que asisten a charlas impartidas por distintos ponentes y van a conocer viveros y explotaciones truferas. Las jornadas se clausurarán el sábado en el mercado de la trufa de Graus.

Asistía a la inauguración, Clara Marín, presidenta de AIDA, quien recordaba los más de 50 años de la asociación dedicados al intercambio de conocimientos dedicados, los años impares, a la producción animal y, los pares, a la producción vegetal, en esta ocasión, la truficultura. Se refería a Graus como un destacado centro productor a nivel nacional.

Clara Marín, presidenta de AIDA

El presidente de los truficultores, David Royo, recordaba que Graus ha sido la capital de la trufa en la provincia, y añadía que, en pocos lugares relacionados con el sector, se puede decir que hay truferos de tercera generación como es el caso de Graus.

Graus. AIDA Trufa 2
Las jornadas reúnen a unas treinta personas relacionadas con diferentes aspectos del sector 

Roque Vicente, diputado provincial de desarrollo, reflexionaba acerca de los retos del sector, entre ellos señalaba reducir la incertidumbre que todavía tiene este cultivo para mejorar el rendimiento de las parcelas, alianzas para un mejor desarrollo y ponía como ejemplo, el convenio de DPH y CITA a través del CIET y la necesidad de avanzar en la transformación.

Roque Vicente, diputado de desarrollo

Cerraba el turno de intervenciones la alcaldesa de Graus, Gemma Betorz, quien se refería al municipio como un lugar excepcional para hablar de truficultura por la trayectoria que atesora y ponía el Centro de Investigación y Experimentación de la Trufa como ejemplo de colaboración entre el sector público y privado, necesaria para despejar las incógnitas, añadía, que todavía rodean a este cultivo.

Gemma Betorz, alcaldesa de Graus

Las charlas que se han programado abordan todo el proceso de producción de la trufa, desde la introducción al mundo de la truficultura hasta los métodos de conservación y aprovechamiento de la trufa. Se completarán con visita a un vivero y plantaciones truferas en producción para concluir el sábado en el mercado de la trufa de Graus.

Comentarios