Monegros 

Los Servicios Sociales refuerzan su actividad

Más de 600 llamadas de seguimiento en los primeros diez días de confinamiento; un centenar de personas vulnerables atendidas a través del Servicio de Ayuda a Domicilio; trabajo en coordinación con residencias de mayores, ayuntamientos, centros de salud del territorio y todo el equipo que compone el Centro Comarcal de Servicios Sociales totalmente volcado para contribuir a frenar la expansión del COVID-19 y minimizar sus consecuencias sociosanitarias al máximo en Los Monegros.

Son datos que resumen la frenética actividad del Centro Comarcal de Servicios Sociales de Los Monegros que desde el comienzo del estado de alarma ha intensificado su actividad y la ha adaptado para prever y dar respuesta a las necesidades de los 31 municipios del territorio y sus más de 18.000 habitantes.

Por su parte, la directora del Centro, Chus Zapater, recalca que todo el funcionamiento se ha realizado siguiendo las recomendaciones del Instituto Aragonés de Servicios Sociales y de forma coordinada con las instituciones y entidades del territorio. De este modo, se mantienen operativos los servicios esenciales dirigidos a la atención básica a la ciudadanía, en especial los de valoración y seguimiento de necesidades sociales básicas, los de atención domiciliaria y de teleasistencia.

Durante los primeros diez días del confinamiento, trabajadoras y educadoras sociales ya habían realizado más de 600 llamadas de seguimiento telefónico a todos los usuarios de intervención familiar, ayuda a domicilio, ayudas de urgencias, colectivos especialmente vulnerables como mujeres víctimas de violencia de género, menores en intervención familiar y situación de riesgo o perceptores de beca de comedor. “De este modo, se sabe de forma directa si estas personas vulnerables se encuentran bien y se tienen cubiertas sus necesidades”.

La consejera comarcal de Servicios Sociales, Ana Puey, realiza un llamamiento a la responsabilidad de la ciudadanía para, entre todos, aplicar todas las medidas preventivas, porque “cada uno de nosotros tenemos la posibilidad, de forma individual, de contribuir a frenar el avance del coronavirus”.