salud pública

Los trabajadores sociales, un eslabón más en la cadena de rastreadores de Aragón

Desde el pasado 15 de julio, esta profesión realiza labores de seguimiento de casos de la población más vulnerable

Desde el pasado 15 de julio, los trabajadores sociales se han vuelto un eslabón más de la cadena de rastreadores que trabajan en el Servicio Aragonés del Salud. Forman parte de los 261 rastreadores distribuidos por toda la comunidad. Ellos, en concreto, realizan labores de rastreo y control de casos para las personas más vulnerables. Una petición que el Colegio de Trabajo Social de Aragón realizó a Sanidad, ya que "creían que el componente social y nuestra figura podía jugar un papel importante en la lucha contra el coronavirus", señala su presidenta, Cristina Sola.

Cristina Sola, presidenta del Colegio de Trabajo Social de Aragón
SOLA 1 RASTREADORES 31 Desde el 6.26 “vieron que

No solo se trata de localizar a la persona contagiada, sino de hacer un seguimiento y saber que va a cumplir la cuarentena, apuntan desde el Colegio. Y eso es lo que aportan desde dicha rama profesional en el rastreo, además de una escucha "activa y emocional" a los contagiados.

SOLA 2 RASTREADORES 31 Desde el 7.44

Como explican desde la profesión, si una persona tiene realizar la cuarentena pero no cuenta con las condiciones para hacerlo, son los trabajadores sociales los que se encargan de poner solución. Ejemplo fue el caso de los 29 temporeros de Albalate de Cinca que, tras estar aislados en el pabellón municipal de la localidad, han vuelto a vivir en un almacén en condiciones infrahumanas y desde diferentes servicios sociales están buscando una alternativa habitacional.

Comentarios