LASCUARRE

Los vecinos de Lascuarre tienen una cita con la tradicional Fira de San Martín

Se celebra este sábado de 9 a 16 horas en el recinto ferial El Prat de la localidad

Fira Lascuarre San Martín
Para los vecinos de Lascuarre la fira de San Martín se convierte en una jornada de fiesta, encuentros y convivencia

El origen de la Fira de San Martín se remonta al siglo XII, y aunque con el paso de los siglos y de los años, el certamen se ha ido adaptando, sigue siendo para los vecinos de Lascuarre una cita destacada en el calendario. Es, decía, Susana Vigo, concejal del Ayuntamiento, la última jornada de encuentro y convivencia antes de dar paso al invierno. La fira se basaba, tradicionalmente, en la compra-venta de ganado y era también el lugar, al que los vecinos de localidades próximas acudían, para prepararse para el frío comprando comida y ropas. Antiguamente se celebraba el 11 de noviembre y, de unos años a esta parte tiene lugar el segundo sábado de noviembre.

Susana Vigo, concejal del Ayuntamiento

La actividad en el recinto ferial será de 9 a 16 horas aunque la actividad en Lascuarre continuará con el campeonato de guiñote, que se celebrará en el local social, a partir de las 17 horas y la verbena con los Lleida Brothers. En el descanso del baile habrá bingo y reparto de tomate, embutido y torta.

El mercadillo de artesanía y productos de la zona contará con unos 25 puestos de Ribagorza, principalmente, pero también algunos procedentes de Lérida, Fraga, Barbastro o Tamarite de Litera. Habrá pequeña muestra ganadera, el juego de ‘el cacho’ donde el premio para el ganador será una barra de turrón artesano, hinchables para los niños y servicios de bar, panadería y carnicería para quien quiera almorzar o comer productos a la brasa que se podrán cocinar en las diferentes hogueras que se encenderán.

Un año más, y van 13, la ermita albergará una exposición, en esta ocasión, de manualidades y maquetas de Enrique Díaz.

Destacaba también Vigo la participación de los propios vecinos, por ejemplo, los niños del colegio que, una edición más, realizarán productos que ponen a la venta y lo que recaudan revierte al centro escolar, o los artesanos que hay en la localidad que trabajan la madera o la cerámica.

Comentarios