N-260

Luz verde a la licitación de las obras entre Congosto del Ventamillo y Campo

El Consejo de Ministros autorizaba, este viernes, la licitación por importe de 46,34 millones de euros

Congosto del Ventamillo
Quizás en poco tiempo imágenes como ésta  sean ya historia 

El Consejo de Ministros, en su reunión de este viernes, ha autorizado al Ministerio de Fomento a licitar el contrato para la ejecución de las obras de acondicionamiento de la N-260 en el tramo entre Campo y el Congosto de Ventamillo por un importe de 46,34 millones de euros. Se trata de una carretera de montaña que discurre por un espacio natural de elevado interés ambiental y acusada fragilidad.

La presidenta comarcal, Lourdes Pena, manifestaba su satisfacción porque se ha dado, decía, el paso definitivo para que se haga realidad una obra tan reivindicada y necesaria.

Lourdes Pena, presidenta de la Comarca de La Ribagorza

Pena agradecía al Ministerio de Fomento que la de la N-260 sea una de las primeras obras que ha licitado el nuevo Gobierno de España. Reconocía que una obra de estas características llevará tiempo hasta su finalización, pero también que “este paso pone en marcha un proceso hasta ahora paralizado”. Señalaba que “los trabajos previstos en este tramo de la N-260 supondrán “un antes y un después para los habitantes del valle de Benasque, para el sector turístico y, , para las empresas de la zona a las que llegan a diario camiones que atraviesan una carretera en pésimas condiciones”.

Por su parte, Eusebio Echart, alcalde de Campo y vicepresidente comarcal, agradecía la unanimidad que siempre ha habido en el territorio y el apoyo de todos los grupos políticos porque al final, algo que era una necesidad va a ser una realidad. Recordaba Echart que la licitación aprobada en el Consejo de Ministros “ha costado mucho, han sido muchos años de lucha desde diferentes ámbitos e instituciones hasta llegar a este momento. Es un día muy importante, decía, para las comunicaciones del valle de Benasque y de toda la Ribagorza.

Eusebio Echart, alcalde de Campo

El tramo de la carretera N- 260 que se acondicionará se encuentra comprendido entre los puntos kilométricos 391,600 y 404,150. Las obras incluyen las actuaciones necesarias de conservación y rehabilitación del firme en el tramo correspondiente al Congosto del Ventamillo, entre los puntos kilométricos 388,100 y 391,600, donde, por razones ambientales, se conserva el trazado y la sección transversal de la carretera actual. También se incluye la rehabilitación de firme en la travesía de Seira.

El presidente de la ATEVB, José María Ciria, recibía la noticia como el regalo de Papa Noel o Reyes porque después de tantas décadas de peticiones y reivindicaciones, decía, se va a desatascar el ‘cuello de botella’ que tiene el valle. Va a ser, sin duda, un antes y un después en el desarrollo socioeconómico del territorio señalaba Ciria.


Jose Maria Ciria, presidente ATEVB


Características Técnicas

La longitud de la actuación es de 11,98 km y el presupuesto de licitación de las obras asciende a 46,3 millones de euros (IVA incluido).

La actuación se desarrolla en los términos municipales de Castejón de Sos, Seira y Campo, todos ellos en la provincia de Huesca. La anchura de la calzada de la carretera N- 260 es escasa en la actualidad, aproximadamente unos 5,5 m, con ligeros sobreanchos de hasta 6 m y estrechamientos hasta los 4,5 m en zonas puntuales que dificultan el cruce de vehículos.

La solución proyectada consiste en la ampliación de la plataforma de la carretera N-260, adoptando una anchura de 8 m (dos carriles de 3,50 m y arcenes de 0,50 m). La ocupación y el impacto en las zonas más conflictivas que discurren junto al río Ésera se minimizarán mediante la construcción de voladizos apoyados y anclados a la roca. También se dotará a la carretera de sobreancho en las curvas. De esta manera se facilitará el cruce de dos vehículos pesados o autobuses. El proyecto incluye la ejecución de dos túneles de 265 m y 540 m de longitud respectivamente.

Todo el acondicionamiento se ha diseñado de tal modo que las afecciones a los usuarios durante la ejecución de las obras sean las menores posibles, compatibilizando la facilidad de ejecución de los sistemas constructivos con el tránsito de vehículos. También se ha prestado especial cuidado a las restricciones medioambientales.

Comentarios